Actualizado 13/03/2007 16:33 CET

Economía/Motor.- Volkswagen invertirá 500 millones en Portugal para producir el sucesor del Sharan y un nuevo Seat

LISBOA, 13 Mar. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

El grupo automovilístico alemán Volkswagen tiene previsto invertir 500 millones de euros en la planta Autoeuropa de Palmela (Portugal) durante los próximos cinco años, destinados principalmente a la producción del sucesor del Volkswagen Sharan y de un nuevo modelo de Seat, este último desde 2010, informa hoy el diario 'Jornal de Negocios'.

El rotativo asegura que aunque todavía no hay confirmación oficial, después de anunciar una inversión de 500 millones de euros, el grupo alemán termina con la incertidumbre sobre el futuro de Autoeuropa y será en esa fábrica donde se producirá el modelo que sucederá al Sharan y uno nuevo de la marca Seat, ya que la mayor parte de la inversión estará destinada a aumentar la productividad, mediante la construcción de dos nuevas líneas de producción.

Los trabajadores de Autoeuropa consideran que el anunció del grupo alemán "es una señal de que la unidad de Palmela va a recibir un nuevo monovolumen", ya que la comunicación de Volkswagen indica que "las inversiones se destinan esencialmente a nuevos productos".

"La utilización del plural es una señal extremadamente positiva", afirmó Antonio Chorra, uno de los responsables por la negociación con el ex director general de la fábrica, el español Emilio Sáenz, del convenio para el período 2006-08, en el que los trabajadores aceptaron reducir el precio de las horas extra para lograr la producción del sucesor de Sharan.

La inversión en la fábrica portuguesa está condicionada a que el Gobierno portugués reestructure la legislación laboral, para aumentar la flexibilidad y, consecuentemente, la competitividad.

La producción de Autoeuropa representa casi el 1% del PIB portugués, de ahí que el ministro portugués de Economía, Manuel Pinho, celebrase el anunció porque "su producción se va casi a duplicar hasta 2010, lo que permitirá un aumento de las exportaciones portuguesas y la generación de empleo". Asimismo, indicó que el Gobierno "está totalmente disponible" para apoyar la fábrica del grupo alemán en Palmela.