Publicado 01/03/2021 12:55CET

Aedive y Ganvam piden un nuevo Moves "homogeneizado" que sancione a comunidades que no cumplan plazos

Coches electrificados cargándose.
Coches electrificados cargándose. - SEAT

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) han insistido en la necesidad de que el Gobierno lance una tercera edición del plan de incentivos a la compra de vehículos eléctricos (Moves) que homogeneice "al máximo" los criterios en todas las comunidades autónomas para hacerlo "más gestionable" y que establezca sanciones si se incumplen los plazos.

Tal como han indicado en un comunicado ambas asociaciones, estas multas serían pagadas por aquellos gobiernos regionales que hayan aceptado previamente el presupuesto que les corresponde del plan y que no publiquen la convocatoria en su boletín oficial en el plazo estipulado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), como viene ocurriendo en las últimas ediciones del Moves.

Asimismo, Aedive y Ganvam han destacado la importancia de acometer medidas fiscales para reducir la brecha de precio entre los modelos eléctricos y los de combustión "para hacerlos más atractivos en precio hoy, no mañana".

Por ello, han puesto en valor la decisión del Consejo de la Unión Europea de autorizar a los Países Bajos a aplicar un tipo impositivo reducido a la electricidad suministrada a estaciones de recarga para vehículos eléctricos hasta 2025.

"Hará más atractivo el uso de vehículos eléctricos y dará lugar a una mejora de la calidad del aire", han reivindicado, por lo que ambas asociaciones han defendido que España debería defender un tipo impositivo más bajo para los modelos 'cero emisiones'.

También consideran positivo el desarrollo de los peajes y cargos del sistema eléctrico que se aplicarán previsiblemente a partir de junio que implicarán "ventajas importantes en ahorros" para los ciudadanos y las empresas.

Todo esto después de que las ventas de vehículos eléctricos bajasen casi un 50% en febrero, destacando el caso de lo turismos 'cero emisiones', que cayeron un 41,6%, hasta 928 unidades, según datos de ambas asociaciones.