Publicado 28/04/2022 16:41

CIE Automotive se marca como objetivo alcanzar este año una facturación cercana a los 4.000 millones

Archivo - Responsables de CIE Automotive
Archivo - Responsables de CIE Automotive - EUROPA PRESS - Archivo

Pradera dice que CIE es un "ejemplo de gestión" que se refleja en su resultado "récord" del primer trimestre

BILBAO, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

CIE Automotive espera poder alcanzar este año una facturación cercana a los 4.000 millones, superando el crecimiento previsto en el sector, un objetivo que ya ha logrado en el primer trimestre del año, en el que ha obtenido un beneficio neto "récord" de 82,2 millones, un 5% más que en el mismo periodo de 2021, y unas ventas de 972 millones (+11%), once puntos más que el mercado.

El presidente de CIE Automotive, Antón Pradera, y su consejero delegado, Jesús María Herrera, han realizado estas previsiones en Bilbao, con motivo de la junta de accionistas de la empresa de componentes de automoción.

En su intervención ante los accionistas, que han dado el visto bueno a todas las propuestas, Antón Pradera ha indicado que el sector está en un momento en el que "todo lo que se produce se vende", porque hay "una demanda muy superior a la oferta".

Según ha manifestado, hay problemas en el sector como el de falta de chips, problemas logísticos o relacionados con materias primas, además de lo vivido con la pandemia Covid y su actual situación en China que va a afectar, ya que, en el caso de CIE el mercado chino es el 10% de su facturación. Además, ha añadido que la "demencial" guerra en Ucrania "va a parar" a la empresa y llevará a crecimientos moderados y no de dos dígitos, como esperaba el sector en Europa.

Pradera ha precisado que se estimaban unos crecimientos del 10% o el 11% y ha indicado que se podrían reducir al 4 ó 5%, con una producción mundial de 80 millones de vehículos. En el caso de las ventas de CIE Automotive para este año, Pradera ha afirmado que desde la firma van a intentar seguir estando once puntos por encima del mercado.

El consejero delegado de la compañía ha añadido que esperan hacerlo con prácticamente la misma plantilla, que se sitúa en más de 24.400 personas, ya que, según ha indicado, los incrementos de costes les obliga a ser "más eficientes y productivos". "El empleo puede ser muy constante este año, de manera que podemos hacer ese 10 u 11% más con la misma gente", ha apuntado.

Por lo tanto, Herrera ha señalado que el objetivo sería poder alcanzar una facturación "cercana a los 4.000 millones de euros". "Esa sería una cifra bonita que nos daría mucha más eficiencia y podríamos recuperar esos puntos perdidos por el incremento de materias primas, energía e inflación", ha añadido.

Pradera ha agregado, por su parte, que los ingresos del sector son "muy superiores" porque se producen vehículos "más caros". "Está entrando mucho dinero en el sector", ha agregado. En su opinión, se van a vender "todos los coches que se produzcan" y se ha mostrado convencido de que "todo lo que tiene que venir hacia adelante es bueno, porque hay demanda", aunque hayan subido los precios.

El presidente de CIE Automotive ha manifestado que, en estos momentos, es "un elemento diferencial brutal" la gestión, porque es "muy fácil gestionar un barco cuanto todo está a favor" y el problema es hacerlo "en medio de la tormenta".

RESULTADOS RÉCORD

En ese sentido, ha señalado que la compañía es "un ejemplo de gestión", ya que ha alcanzado en el primer trimestre de este año unos resultados "récord". "Esta es la realidad y esto es gestión", ha indicado.

En concreto, según los resultados dados a conocer este jueves, CIE Automotive ha cerrado el primer trimestre del año con un beneficio neto de 82,2 millones, un 5% más que en el mismo periodo del año anterior, y una facturación de 972 millones (+11%). La empresa ha logrado un Ebitda de 159,5 millones y un Ebit de 117,7 millones.

Por su parte, el consejero delegado de la firma ha destacado que en CIE Automotive están orgullosos del camino recorrido y que siguen siendo "ambiciosos" y están concentrados en el futuro" de la compañía.

ESTRATEGIA A 2025

En este sentido, ha recordado los objetivos que se han marcado en su plan estratégico para 2025, que cuenta con cuatro principales líneas de trabajo, una de ellas la electrificación, que es una "oportunidad para el grupo" y en la pretenden aumentar su presencia con nuevos componentes de mayor valor añadido.

Por otra parte, desde la empresa seguirán trabajando en la fabricación inteligente para aumentar la eficiencia de los recursos y otra de las líneas de trabajo está relacionada con el confort, donde seguirán reforzando toda la actividad ligada a los techos de los vehículos y mejorando rentabilidades. "El techo es ganador en el coche de futuro y somos unos de los tres 'players' mundiales y todo lo que venga de crecimiento de techo será un crecimiento exponencial para nosotros", ha añadido.

El cuarto eje clave tiene que ver con la internacionalización, porque su posicionamiento geográfico es una "garantía de éxito" y la seguirán reforzando y ganando peso en zonas como India, China, México y Brasil.

Con su estrategia, pretenden incrementar las ventas unos 20 puntos porcentuales por encima del crecimiento del mercado y espera superar un margen de Ebitda sobre ventas del 19% para 2025.

1.000 MILLONES DE INVERSIÓN

Además, su objetivo es invertir un 5% de sus ventas cada año, hasta los 1.000 millones en todo el periodo y estiman que desembolsarán anualmente por impuesto de sociedades un 2% de ventas. Herrera ha añadido que generarán de forma sostenida flujo de caja operativo del 65% del Ebitda, aproximadamente 500 millones a partir de 2025.

Ha manifestado que inorgánicamente podrán invertir hasta 1.500 millones de euros sin exceder las dos veces deuda financiera neta/Ebitda y cumplirán entonces su "sueño de convertirse" en una compañía de 1.000 millones de euros de Ebitda y 500 millones de resultado neto anual a partir de 2025.

A la vista de esa capacidad inversora, el consejero delegado de CIE Automotive ha reconocido que siempre están "analizando operaciones" y "casi todos los años se cierran". Por lo tanto, en este periodo de cinco años esperan "integrar más compañías" y "crecer mucho más".

RESULTADOS 2021

Por último, Herrera ha hecho un balance de ejercicio 2021 marcado por "fuertes tensiones" en las cadenas de suministros, el encarecimiento de las materias primas, de la energía o la falta de semiconductores.

En este contexto, en el que la producción mundial de vehículos se situó en 77 millones "muy por debajo del umbral" de 2019 (89 millones) y hubo un "débil" crecimiento sectorial, la empresa aumentó la facturación 12 puntos por encima del mercado e incrementó un 44% su beneficio hasta los 267,5 millones.

A su juicio, estos "excelentes resultados" demuestran el "buen hacer" de la compañía, que redujo su deuda financiera neta hasta los 1.394,9 millones y se constata la "solvencia de un modelo de negocio". Según ha añadido, han cumplido "todos los compromisos" que se habían marcado en 2021, a pesar de las "dificultades del mercado" y cuentan con un porfolio "preparado para cualquier vehículo" y una "bajísima dependencia de clientes específicos".

Por otra parte, Herrera ha subrayado también que la acción se revalorizó el pasado año un 24%, pero, pese a ese ascenso, ha lamentado el "castigo indiscriminado" a las empresas de automoción en los mercados, ya que "no refleja los buenos resultados trimestrales presentados".

Los responsables de CIE Automotive han señalado que la acción está "muy barata" y, por eso se decidió empezar a comprar y hace un mes comenzaron con la recompra de acciones que ha alcanzado el 1,5% pero esperan comprar un 5% del capital. Según han explicado, aproximadamente adquieren un 1% al mes y en cinco o seis meses se llegará a ese 5%. Inicialmente, se habían marcado destinar un máximo de 150 millones para la recompra de acciones, aunque finalmente será menor la cuantía.

Más información