5 de junio de 2020
 
Publicado 20/05/2020 11:06:26 +02:00CET

FCA inicia con Engie un proyecto para transmitir energía de un vehículo eléctrico a la red

Imagen de un modelo de FCA.
Imagen de un modelo de FCA. - Uli Deck/dpa - Archivo

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo automovilístico Fiat Chrysler Automobiles (FCA) ha iniciado en Italia junto a la compañía energética Engie un proyecto para desarrollar una infraestructura de carga "inteligente" de vehículos 'cero emisiones', que permita que los coches suministren energía a la red cuando no están siendo utilizados.

Tal como ha indicado FCA en un comunicado, esta iniciativa tiene el objetivo de llevar a cabo una interacción bidireccional entre los coches y la red eléctrica. Además de recargar los automóviles, este cargador inteligente permitirá usar la batería de los modelos para estabilizar la red.

"Esto representa una oportunidad para optimizar los costes operativos de los automóviles, en beneficio de los conductores, y una posibilidad concreta de contribuir a un sistema eléctrico más sostenible", ha indicado la firma italoestadounidense.

Según ha informado, se espera que la necesidad de "equilibrar" los recursos de la red eléctrica aumente "considerablemente" en el futuro, para apoyar el desarrollo de fuentes renovables y el despliegue de coches eléctricos.

"Se estima que para 2025, la capacidad total de almacenamiento de vehículos eléctricos en Europa superará los 300 gigavatios hora (GWh), lo que representa el mayor recurso distribuido disponible para el sistema energético europeo", ha destacado el consejero delegado de Engie, Carlalberto Guglielminotti.

Por su parte, el director de e-Mobility de FCA en Europa, Roberto Di Stefano, ha indicado que los clientes podrán recibir dinero o energía gratis a cambio de este servicio de equilibrio, "sin comprometer sus necesidades de movilidad de ninguna manera".

LÍNEA DE CRÉDITO DE 6.300 MILLONES

En otro orden de cosas, FCA ha iniciado una negociación con el Gobierno de Italia para obtener un crédito de hasta 6.300 millones de euros respaldado por el Ejecutivo italiano para financiar actividades del grupo en el país transalpino y ayudar a superar la crisis del coronavirus.

De esta manera, la filial italiana de la compañía está en conversaciones con el banco Intesa Sanpaolo, para que se sitúe como prestamista principal de una línea de crédito de tres años para financiar actividades "exclusivamente" en Italia que, a juicio de la firma, apoyaría a unas 10.000 pequeñas y medianas empresas de su cadena de suministro.

Contador

Para leer más