22 de febrero de 2020
 

Ganvam pide un nuevo marco regulatorio para las relaciones entre fabricantes y distribuidores

Publicado 11/12/2019 14:51:33CET
Raúl Palacios, presidente de Ganvam
Raúl Palacios, presidente de Ganvam - EUROPA PRESS

Palacios insiste en la creación de una Secretaría de Estado de Automoción o Movilidad

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Raúl Palacios, ha demandado un nuevo marco regulatorio para las relaciones entre los fabricantes de automóviles y los distribuidores que recoja los cambios en la gestión de datos y el 'big data', ante la finalización de la norma europea, que expira en mayo de 2023.

El directivo, en el marco del encuentro anual con la prensa, resaltó la necesidad de que estas relaciones entre las dos partes se ajusten a la nueva era digital y, especialmente, en el caso de España que no cuenta con una normativa específica que regule los contratos de distribución.

Palacios explicó que España depende de la regulación comunitaria en cuanto a la regulación de las relaciones entre distribuidores y fabricantes y aseguró que desde Ganvam ya se ha trasladado a la Comisión Europea (CE) la necesidad de una continuidad en esta normativa, que termina en 2023.

"No se puede prohibir al fabricante el modo en el que quiere vender sus vehículos, pero sí que se debería compensar a la red comercial por las inversiones no amortizadas y por el coste de despido del personal que supone el prescindir de ciertos canales de venta", subrayó.

ESTRATEGIA DE MOVILIDAD

Por otro lado, el máximo responsable de la organización destacó la necesidad de poner en marcha en España una estrategia de movilidad en la que prime "el rigor técnico sobre el interés político y demagógico", con el fin de evitar confundir al consumidor y de aportar una mayor certidumbre.

En este sentido, recordó que las ventas de automóviles diésel han bajado casi un 28% en lo que va de año, a pesar de que tienen unas emisiones de dióxido de carbono (CO2) un 20% menores que las de los gasolina y achacó esta situación a la incertidumbre que viven los clientes particulares.

Por ello, Palacios apuntó que para lograr una movilidad realmente sostenible, lo que hay que hacer es llevar a cabo medidas que permitan renovar el parque automovilístico español, que tiene una edad media de más de doce años.

Otra las medidas que consideró necesaria el directivo es la creación de una Secretaría de Estado de Movilidad o de Automoción, "da igual cómo la quieran llamar", que sea la encargada de diseñar la hoja de ruta "a largo plazo" que ayude a reforzar la competitividad del automóvil en España, siempre teniendo en cuenta la opinión del sector.

RETIRAR LOS COCHES VIEJOS Y NO IMPONER TECNOLOGÍAS

Por otra parte, el presidente de la asociación resaltó que una de las medidas más eficaces para descarbonizar la movilidad es incentivar la retirada de la circulación de los vehículos más antiguos, que son los que más emiten, en lugar de "prohibir o de imponer una tecnología con calzador".

Así, apostó por la puesta en marcha de un plan de achatarramiento tecnológicamente neutral y que incluya a los vehículos nuevos y también a los usados jóvenes. Estas acciones, en su opinión, servirán para "insuflar confianza al consumidor".

Como ejemplo de medidas que no han sido eficaces, Palacios explicó que el Plan Moves ha sufrido un "pinchazo", puesto que está a punto de finalizar (31 de diciembre) y todavía queda sin consumir el 40% de los fondos presupuestados, poniendo de manifiesto que estos planes de incentivo "no responden a la demanda actual".

"La obligatoriedad de achatarrar un vehículo de más de diez años en el caso de los turismos y de más de siete en el de los vehículos comerciales para poder acogerse al plan funciona muy bien con los motores de combustión tradicional, pero no cuando se aplica a los coches eléctrico, porque las empresas, que son las que registran el 60% de las compras de esta tecnología, no disponen de modelos de esta antigüedad como moneda de cambio", añadió.

Por ello, el directivo defendió que los planes de incentivo se hagan desde un enfoque "estatal", con el fin de armonizar las políticas de movilidad. Además, abogó por impulsar medidas fiscales que impulsen la electrificación, especialmente en el canal de empresas, que representa el 60% de las compras de los vehículos eléctricos, como parte del objetivo de cumplir los objetivos de emisiones de la Unión Europea (UE), para lo que será necesario duplicar las ventas de eléctricos.

Para leer más