Publicado 23/04/2024 18:50

Las ventas de coches eléctricos alcanzarán las 17 millones de unidades en 2024, según la AIE

Las ventas de coches eléctricos alcanzarán las 17 millones de unidades en 2024, según la AIE.
Las ventas de coches eléctricos alcanzarán las 17 millones de unidades en 2024, según la AIE. - AIE

Uno de cada cinco automóviles vendidos en todo el mundo este año será eléctrico

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las ventas de automóviles eléctricos alcanzarán las 17 millones de unidades este año, según el último 'Outlook' publicado este martes en el informe anual de la Agencia Internacional de la Energía, 'Perspectiva Global de Vehículos Eléctricos'.

El organismo internacional señala que se espera que uno de cada cinco autos vendidos en todo el mundo este año sea eléctrico, con una demanda creciente proyectada durante la próxima década que transformará la industria global del automóvil y reducirá significativamente el consumo de petróleo para el transporte por carretera.

En este último informe, la AIE encuentra que en el primer trimestre de 2024, las ventas aumentaron aproximadamente un 25% en comparación con el mismo período en 2023, similar a la tasa de crecimiento observada en el mismo período del año anterior, pero partiendo de una base más grande.

Por tanto, el número de automóviles eléctricos vendidos en todo el mundo en los primeros tres meses de este año es aproximadamente equivalente al número vendido en todo el año 2020.

En 2024, se prevé que las ventas de automóviles eléctricos en China aumenten a alrededor de 10 millones, lo que representa alrededor del 45% de todas las ventas de automóviles en ese país.

En Estados Unidos, se proyecta que aproximadamente uno de cada nueve automóviles vendidos sea eléctrico, mientras que en Europa, a pesar de un panorama generalmente débil para las ventas de automóviles de pasajeros y la eliminación de subsidios en algunos países, los eléctricos aún representarán aproximadamente uno de cada cuatro vehículos vendidos.

Este crecimiento se basa en un 2023 récord. Según la AIE, el año pasado, las ventas mundiales de automóviles eléctricos se dispararon un 35% a casi 14 millones. Si bien la demanda siguió concentrada en gran medida en China, Europa y Estados Unidos, el crecimiento también se recuperó en algunos mercados emergentes como Vietnam y Tailandia, donde los autos eléctricos representaron el 15% y el 10%, respectivamente, de todos los automóviles vendidos.

Además, la agencia espera que una inversión sustancial en la cadena de suministro de vehículos eléctricos, el apoyo político continuo y la caída del precio de los vehículos eléctricos y sus baterías produzcan cambios aún más significativos en los próximos años.

UNO DE CADA DOS AUTOS VENDIDOS EN EL MUNDO SERÁ ELÉCTRICO EN 2035

En su perspectiva, el informe revela que, según las políticas actuales, uno de cada dos automóviles vendidos a nivel mundial será eléctrico para 2035.

Mientras que, si los compromisos energéticos y climáticos anunciados por los países se cumplen en su totalidad y a tiempo, dos de cada tres automóviles vendidos serán eléctricos para 2035.

En este escenario, la rápida adopción de vehículos eléctricos, desde automóviles hasta furgonetas, camiones, autobuses y motocicletas y triciclos, evita la necesidad de alrededor de 12 millones de barriles de petróleo al día, equiparable a la demanda actual del transporte por carretera en China y Europa combinados.

ALTOS NIVELES DE INVERSIÓN PARA PRODUCIR BATERÍAS ELÉCTRICAS

Por otro lado, el informe concluye que los fabricantes han tomado medidas importantes para cumplir con las ambiciones de los gobiernos en materia de vehículos eléctricos, incluso asumiendo importantes compromisos financieros.

Y que, gracias a los altos niveles de inversión de los últimos cinco años, la capacidad mundial para producir baterías para vehículos eléctricos está bien posicionada para mantenerse al día con la demanda, incluso aunque aumente considerablemente durante la próxima década.

LA TRANSICIÓN DEPENDERÁ DE LA ASEQUIBILIDAD

No obstante, la agencia advierte de que el ritmo de la transición a los vehículos eléctricos puede no ser consistente y dependerá de la asequibilidad, enfatiza en su informe.

En China, más del 60% de los coches eléctricos vendidos en 2023 ya eran más baratos de comprar que sus equivalentes convencionales. Sin embargo, en Europa y Estados Unidos, los precios de compra de los coches con motores de combustión interna seguían siendo más económicos en promedio, aunque se espera que la intensificación de la competencia en el mercado y la mejora de las tecnologías de baterías reduzcan los precios en los próximos años.

Incluso cuando los precios iniciales son altos, los costes operativos más bajos de los vehículos eléctricos significan que la inversión inicial se recupera con el tiempo.

El creciente aumento de las exportaciones de automóviles eléctricos por parte de los fabricantes chinos, que representaron más de la mitad de todas las ventas de automóviles eléctricos en 2023, podría añadir presión a la baja sobre los precios de compra.

Las empresas chinas, que también están estableciendo instalaciones de producción en el extranjero, ya han visto fuertes ventas de modelos más asequibles lanzados en 2022 y 2023 en mercados internacionales, explica la AIE.

Esto, según la agencia, pone de relieve que la composición de las principales economías productoras de vehículos eléctricos está divergiendo considerablemente de la industria del automóvil tradicional.

LAS REDES DE CARGA DEBEN MULTIPLICARSE POR SEIS EN 2035

Por último, el informe indica que, garantizar que la disponibilidad de carga pública siga el ritmo de las ventas de vehículos eléctricos, es crucial para un crecimiento continuo.

La cantidad de puntos de carga públicos instalados a nivel mundial aumentó un 40% en 2023 en relación con 2022, y el crecimiento de los cargadores rápidos superó al de los más lentos.

Sin embargo, para alcanzar un nivel de despliegue de vehículos eléctricos acorde con las promesas hechas por los gobiernos, las redes de carga deben multiplicarse por seis para 2035.

Al mismo tiempo, el apoyo político y una planificación cuidadosa son esenciales para asegurar que una mayor demanda de electricidad para la carga no sobrecargue las redes eléctricas.

Contador