Publicado 05/02/2021 14:25CET

La ampliación del muelle Príncipe Felipe posicionará al Puerto como referente en tráfico de combustibles más sostenibles

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, visitó hoy la obra de ampliación del Muelle Príncipe Felipe de Escombreras, Cartagena, para la carga de Gas Natural Licuado
El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, visitó hoy la obra de ampliación del Muelle Príncipe Felipe de Escombreras, Cartagena, para la carga de Gas Natural Licuado - EUROPA PRESS

López Miras: "La Región se consolida como puerta de entrada a Europa de uno de los combustibles del futuro"

CARTAGENA (MURCIA), 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, ha visitado este viernes los avances de la obra de ampliación del Muelle Príncipe Felipe de Escombreras para la carga de Gas Natural Licuado (GNL), una actuación que servirá para "consolidar a la Región de Murcia como puerta de entrada a Europa de uno de los combustibles del futuro con todo lo que eso va a suponer en términos de prosperidad, desarrollo y, por supuesto, cuidado del medio ambiente".

"El Puerto de Cartagena es pionero en el abastecimiento y repostaje de Gas Natural Licuado, lo que pone a la Región en la pista de salida de las políticas europeas de sostenibilidad", ha remarcado el jefe del Ejecutivo autonómico, quien ha hablado de "la importancia del uso de combustibles alternativos", según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

El Gas Natural Licuado tiene un papel clave para abordar la transición energética del sector marítimo por su eficiencia y su bajo perfil contaminante. En comparación con los combustibles tradicionales, elimina la totalidad de las emisiones de óxidos de azufre, reduce un 80 por ciento las de óxidos de nitrógeno y entre un 20 y 30 por ciento las de CO2. Además, se estima que su utilización como combustible marítimo en España reducirá alrededor de dos millones de toneladas de CO2 en 2030.

López Miras ha destacado que "inversiones como esta afianzan la posición estratégica de la Región de Murcia en el Mediterráneo", aseguró que esta inversión por parte de la Autoridad Portuaria de Cartagena "pone de manifiesto el potencial de Cartagena y su puerto como palanca tractora de atracción de nuevos flujos comerciales" y, además, "posibilita una mejora de la competitividad empresarialde nuestro tejido productivo".

El presidente ha reivindicado la necesidad de "disponer de las infraestructuras adecuadas" y se refirió al Corredor Mediterráneo como "fundamental porque Cartagena es potencia industrial y, además, la ubicación geoestratégica del Puerto brinda la posibilidad de ser la puerta de entrada de las mercancías para trasladarlas al corazón de Europa por ferrocarril".

Asimismo, ha reclamado la llegada de la Alta Velocidad a Cartagena "que está totalmente paralizada", dijo el presidente, quien volvió a exigir "un trato justo por parte del Gobierno central, también en materia de infraestructuras, para que se ejecuten los proyectos comprometidos".

AMPLIACIÓN DEL MUELLE

El muelle Príncipe Felipe, en la dársena de Escombreras, amplía y adapta las instalaciones portuarias a las nuevas necesidades en el tráfico del Gas Natural Licuado al incrementar las posibilidades para su carga y descarga, y dota de nuevos usos y servicios al posibilitar la carga de ganado vivo, que actualmente se realiza en el muelle de San Pedro.

Las obras, que suponen una inversión de 9,7 millones de euros, consisten en aumentar la línea de atraque hasta los 211 metros y prolongar el muelle actual creando una superficie de trabajo de unos 3.000 metros cuadrados. Para ello se instalarán un total de seis cajones de hormigón en las líneas de atraque norte y oeste lo que supondrá el cerramiento de una superficie de lámina de agua abrigada para su relleno y obtener una nueva explanada.

En estos momentos se están ultimando los trabajos de dragado y preparación de la banqueta submarina para iniciar la colocación de los primeros cajones de hormigón y su relleno. Además, se continuará con el dragado de la zona para continuar con el fondeo del resto de cajones. El plazo de ejecución de las obras es de 20 meses.

Para leer más