Actualizado 22/03/2012 19:08 CET

Cerdá traslada a Arias Cañete la necesidad de la modernización de invernaderos ante la competencia exterior

Cañete Y Cerdá
MINISTERIO DE AGRICULTURA

Gobierno regional y nacional trabajarán en elaborar propuestas para regular el sistema de precios de cadena agroalimentaria

MURCIA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, trasladó este jueves al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, la necesidad de "buscar mecanismos" que permitan corregir el diferencial de precios en la cadena agroalimentaria y "aumentar la competitividad" del sector hortícola regional con un plan de modernización de invernaderos que "abra la puerta" al nuevo sistema de cogeneración.

El titular de Agricultura y Agua mantuvo en Madrid sendas reuniones con Arias Cañete, y con el secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, a quienes expuso las "inquietudes" del sector agrario regional "frente a la fuerte competencia" del mercado hortofrutícola exterior, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Cerdá planteó al ministro la necesidad de impulsar un plan de modernización de invernaderos "que permita la entrada de la cogeneración". Según el consejero de Agricultura, este sistema "aumentaría los niveles de producción y de calidad" de los productos hortícolas. Explicó que Murcia produce actualmente 20 kilos de tomate por metro cuadrado "frente a los 80 de Holanda o los bajos costes sociales de los países del sur".

"No podemos competir ni con unos ni con otros", dijo el responsable regional de Agricultura, quien señaló que de la aplicación del sistema de cogeneración "dependerá el ser o no ser de la producción hortícola murciana".

Indicó que este modelo "está implantado en muchos países productores europeos" y matizó que "está vinculado a una energía productiva con la que se aumenta el rendimiento de la explotación y se crean puestos de trabajo permanentemente".

REUNIÓN CON EL SECRETARIO DE ESTADO DE COMERCIO

El consejero de Agricultura mantuvo también una reunión con el secretario de Estado de Comercio, a quien transmitió la "preocupación" de los agricultores por el "grave diferencial de precios" al que está sometido el sector y que "en muchos casos no les permite cubrir los costes de producción".

En este sentido, la Consejería de Agricultura junto con la Secretaría de Estado de Comercio y la implicación de otros departamentos ministeriales trabajarán conjuntamente con el sector en la elaboración de propuestas que permitan regular el sistema de precios de la cadena agroalimentaria para que "el agricultor reciba el precio de su trabajo".

El responsable de Agricultura afirmó que "hay que dar más transparencia y garantías el agricultor" por lo que destacó la "receptividad y disposición" del Gobierno central para estudiar las medidas que permitan corregir "el principal problema que tiene en estos momentos el sector agroalimentario".

"No se puede asfixiar a un sector generador de riqueza con prácticas que en muchos casos no son correctas", aseveró el consejero, quien recordó que España "es la primera potencia mundial en la exportación de frutas y hortalizas".

Estas medidas pasan por la formalización de contratos "con garantías", la verificación y control del origen de productos para "evitar fraudes", exigir a la Unión Europea "de forma efectiva" el cumplimiento de todos los acuerdos comerciales, y "eliminar las barreras" que limitan la exportación de las frutas y hortalizas españolas.