La CHS potenciará la Comisaría de Aguas para mejorar la calidad de las aguas y su control

Actualizado 31/05/2007 20:43:38 CET

MURCIA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) potenciará el departamento del Área de Calidad de Aguas de la Comisaría de Aguas para intensificar la explotación de las redes de control de la calidad de las aguas en la Cuenca del Segura, que mejoraron en los últimos años y que necesitan un mayor esfuerzo presupuestario y material para seguir en esa línea.

Por ello, la CHS aprobó invertir 622.063 euros en la asistencia técnica para el apoyo a las tareas de protección y seguimiento de la calidad de las aguas continentales en el organismo de cuenca, cuya empresa adjudicataria fue Intecsa-Inarsa y cuyo plazo de ejecución es de 24 meses.

El objeto de este proyecto es dotar al Área de Calidad de Aguas, Gestión Medioambiental e Hidrología los medios necesarios para la correcta ejecución de las tareas que tiene encomendadas y que dispondrá de las suficientes herramientas técnicas para el adecuado cumplimiento de su misión, y que permita un control efectivo sobre la calidad de las aguas acorde con la Directiva Marco de la Unión Europea.

Los nuevos trabajadores del departamento realizarán tareas tales como la explotación de las redes de control de la calidad de las aguas; es decir, gestionar tanto la toma de muestras como los datos obtenidos de las distintas redes de control del organismo de cuenca

Otras funciones del Área de Calidad de las Aguas están vinculadas a la adaptación a la Directiva Marco de Aguas en materia de calidad de aguas y facilitar información medioambiental, según informó, en una nota, el organismo de cuenca.

Además, desde este departamento se tramitan los expedientes de autorización de vertidos; elaboran anualmente el canon de control de vertidos; se tramitan las denuncias por afecciones a la calidad de las aguas continentales; se organizan las tareas de vigilancia de vertidos desarrolladas por el Laboratorio propio de la CHS; se elaboran las propuestas de expedientes sancionadores derivados de las campañas de control de vertidos; y se mantiene el censo de vertidos del organismo de cuenca.

Igualmente, la CHS tiene encomendada la competencia para proteger la calidad de las aguas y que en los últimos tres años se abrieron más de 300 expedientes sancionadores sancionadores; un 40 por ciento de ellos a ayuntamientos y el resto a particulares.