Publicado 01/10/2022 11:38

Desarticulan un grupo delictivo dedicado a la sustracción de sandías en el Valle del Guadalentín

Robo de fruta
Robo de fruta - GUARDIA CIVIL

Se ha investigado a los 3 integrantes del grupo por delito de hurto y la fruta ha sido devuelta a su propietario

MURCIA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco del Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas', ha desarrollado la operación 'SUMMER BALL', que se ha saldado con la desarticulación de un grupo delictivo dedicado a la sustracción de sandías en finca de Lorca, Águilas y Totana.

El Equipo ROCA (contra robos en el campo) de la Benemérita ha investigado a los tres integrantes del grupo delictivo y ha recuperado alrededor de media tonelada de productos agrícolas, que ya han sido devueltos a sus propietarios.

Las actuaciones se iniciaron el pasado mes de junio, cuando la Guardia Civil inició los dispositivos de prevención e investigación de hurtos y robos en fincas con motivo de la campaña de la recolección de sandía, con la finalidad de atajar y minimizar los ilícitos penales relacionados con este cultivo, dada la gran cantidad de explotaciones agrícolas dedicadas al mismo. En el dispositivo participan tanto el Equipo ROCA como unidades de Prevención de Seguridad Ciudadana.

Las primeras actuaciones de la operación, las preventivas, las realizó el Equipo ROCA con un estudio de las fincas agrícolas que podrían sufrir este tipo de delitos, teniendo en cuenta, entre otros factores, el periodo de maduración de las primeras recolecciones y de las vías de escape, las cuales evidencian un alto porcentaje de ser asaltadas, a lo que se suma el alto precio alcanzado por este fruto.

Los guardias civiles pusieron en marcha el dispositivo operativo para la localización y posterior vigilancia de los predios destacados, coordinándose con las patrullas de Prevención de Seguridad Ciudadana para vigilar los lugares más susceptibles de sustracciones en base a la información adquirida en años anteriores y al estudio previo realizado.

Una vez ubicados los puntos más propicios a sufrir este tipo de hurtos, se desarrolló una serie de contactos y entrevistas con los integrantes del sector agrícola y la Guardería Rural para potenciar la comunicación con el fin de prevenir la comisión de este tipo de delitos y, en su caso, obtener cualquier indicio relevante.

El dispositivo desarrollado permitió detectar la comisión de varios delitos en explotaciones agrícolas del Valle del Guadalentín. En todos los casos detectaros había varias coincidencias, como que se trataba de fincas abiertas, que se encontraba alejadas de cualquier testigo y que tenían vías de escape próximas.

También se constató que estos delitos se cometían a finales de semana, en horario diurno y en zonas de difícil acceso, por lo que la Guardia Civil intensificó las vigilancias en esos puntos para prevenir y perseguir estos hechos.

Fruto del dispositivo, la Guardia Civil logró sorprender a los presuntos responsables de varios de estos hechos delictivos, los cuales habían cargado de sandías sustraídas algunos de sus vehículos y otros se encontraban dispuestos para su carga.

Los guardias civiles investigaron 'in fraganti' a los tres integrantes del grupo delictivo, a los que se les instruyó diligencias como presuntos autores de delito de hurto, y se incautaron de la fruta sustraída, alrededor de 500 kilogramos de sandía, que tras ser puestos a disposición judicial fueron devueltos a su propietario.

El análisis de la información obtenida durante la investigación, ha permitido atribuir, hasta el momento, a los integrantes del grupo delictivo desarticulado la presunta autoría de tres hechos delictivos, aunque se continúa con la operación abierta para determinar si se encuentran tras la comisión de más delitos y si hay más personas implicadas en los hechos ahora esclarecidos.

Los investigados, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes.

Más información