Publicado 17/02/2021 12:28CET

Detenido el presunto autor de agredir sexualmente y explotar a una de sus empleadas durante dos años y medio

Imagen del detenido, custodiado por la Policía Nacional
Imagen del detenido, custodiado por la Policía Nacional - POLICÍA NACIONAL

La víctima recibía amenazas de manera continuada y no cobraba si el jefe consideraba que no había hecho buena caja

MURCIA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 39 años y nacionalidad marroquí como presunto agresor sexual y explotador laboral de una joven que había estado sometida, durante aproximadamente dos años y medio, a una situación precaria, tanto laboral como personalmente, informaron fuentes del Cuerpo en un comunicado.

Fue la propia víctima quien acudió a Comisaría en busca de ayuda. A raíz de esta denuncia, agentes de la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedad Documental (UCRIF) de Murcia comenzaron una investigación que culminó el pasado 9 de febrero con la detención del presunto autor por los delitos de agresión sexual, explotación laboral, favorecimiento a la inmigración irregular, delito contra la integridad moral, agresión sexual, lesiones y amenazas.

Al parecer, la víctima, además de ser denigrada moralmente por su jefe y explotador, era presuntamente golpeada y amenazada de manera habitual en su puesto de trabajo, sufriendo amenazas no solo hacía su persona, sino también hacia su hija pequeña, que estaba en Marruecos.

Una de las amenazas, en las que al parecer el detenido le decía que iba a hacer todo lo posible para que la expulsaran del país, derivó en continuas agresiones sexuales.

LARGAS JORNADAS LABORALES SIN REMUNERACIÓN

La víctima realizaba jornadas de 15 horas diarias durante el primer año y medio de trabajo. Con la llegada de las restricciones por la pandemia, las horas laborales se redujeron, pero aún así rondaban las 12 horas al día de lunes a domingo, sin derecho a vacaciones.

Por otro lado, su salario dependía de la recaudación del día y de la decisión de jefe, con lo que si a este le parecía que no había hecho una buena caja, la víctima no cobraba. Además, la mujer, que se encontraba en situación irregular en el país, había sido instruida para identificarse con otra identidad en el caso de que apareciera la Policía.

El día de la detención, la Policía Nacional practicó dos registros en los establecimientos regentados por el arrestado, en los que se intervino una gran cantidad de documentación que podría vincular a esta persona con la explotación laboral.

Ya que la máxima prioridad de los agentes era la protección de la víctima, se pusieron en contacto con una ONG para que esta recibiera ayuda y fuera asistida del trauma sufrido.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia por su presunta participación en los delitos de explotación laboral, favorecimiento a la inmigración irregular, delito contra la integridad moral, agresión sexual, lesiones y amenazas.

545954.1.260.149.20210217122815
Vídeo de la noticia