El EMAVI atiende 28 mujeres con discapacidad en lo que va de año, el 10% de los 266 casos

Publicado 24/11/2019 9:59:39CET

El agresor, en el 53,3 por ciento de los casos atendidos por el Equipo Municipal, es la expareja

MURCIA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Equipo Municipal de Atención a la Violencia contra la Mujer (EMAVI) ha atendido a 266 mujeres del municipio en los diez primeros meses del año, frente a los 246 casos atendidos en el mismo periodo del año anterior, destacando que la situación de discapacidad de 28 de las mujeres atendidas este 2019, el 10 por ciento del total.

El perfil de las mujeres atendidas por el EMAVI es similar al de años anteriores. El 65 por ciento son mujeres españolas y el 35% extranjeras de 25 nacionalidades distintas, siendo las más numerosas de las mujeres extranjeras las de Marruecos 14%, seguidas de Bolivia y Ecuador 4 y 3 por ciento, respectivamente, según ha detallado la concejal de Derechos Sociales y Familia, Pilar Torres, que subraya que "no hay un perfil determinado de mujeres que sufren violencia de género".

"Se siguen atendiendo mujeres de todas las condiciones sociales, de todos los niveles socioeconómicos y culturales, de todas las edades y de todas las culturas y religiones representadas en nuestro municipio", explica.

Otra variable significativa son las edades de las mujeres atendidas que van desde los casos de menores de 18 años (5 casos) hasta de más de 60 años (9 casos). Respecto al nivel de estudios se da en todos los niveles educativos: la situación más común es la que se corresponde con estudios secundarios, siendo el 39,10% (104), siendo el 12,03% casos atendidos de mujeres con estudios universitarios (32).

La media de hijos a cargo por mujer atendida es de 1,24, siendo el porcentaje mayor las mujeres con 1 hijo a cargo, el 29,32%. Respecto al empleo, las mujeres que trabajan suponen el 34,96. En cuanto al tipo de maltrato, 104 (39,10%) mujeres sufren maltrato físico y psicológico y 90 maltrato psicológico (33,83%)

Respecto al agresor, es la expareja quien representa el mayor porcentaje con el 53,38% de los casos, seguido de la pareja, exnovio y novio.

Al recurso municipal de atención integral, EMAVI, se accede o bien directamente acudiendo al equipo, o bien mediante cita previa, o derivadas por otros organismos, entidades u instituciones, entre las que se encuentra la Dirección General de Mujer, que deriva parte de las demandas realizadas a través del 112.

Otras instituciones y entidades que pueden derivar son los cuerpos y fuerzas de seguridad, los Centros de Salud y Hospitales, los Centros de servicios sociales, los juzgados y las asociaciones de mujeres.

Los objetivos específicos de la atención integral y especializada, según detalla la concejal Pilar Torres, son informar, orientar y asesorar sobre los derechos y recursos disponibles a las mujeres en situación de violencia del municipio de Murcia.

Realizar un acompañamiento socio-educativo que apoye a las mujeres en su proceso de toma de decisiones para salir de las situaciones de violencia y contribuya a la superación de sus problemas; y facilitar asesoramiento psicológico que posibilite su independencia y permita la recuperación emocional de las mujeres para afrontar una vida autónoma.

Además de facilitar información, asesoramiento y orientación jurídica sobre los derechos y procedimientos judiciales de las mujeres en situación de violencia de género; promover la protección y seguridad de las mujeres en situación de violencia de género y de sus hijos e hijas; y facilitar la acogida de las mujeres en situación de violencia de género y de sus hijos e hijas.

Otro de los objetivos marcados, promover el acceso al empleo y formación de las mujeres en situación de violencia de género para posibilitar su autonomía social y económica.

MURCIA, PIONERA EN LA ATENCIÓN INTEGRAL

El Ayuntamiento de Murcia fue pionero a nivel nacional en poner en marcha un recurso de atención integral y especializada, el EMAVI, que se creó en 1986 y que en la actualidad cuenta con cuatro educadoras sociales, una trabajadora social, dos psicólogas, una asesora jurídica y una coordinadora.

Cuenta también con los recursos necesarios para acoger a las mujeres y sus hijos que por motivos de protección y seguridad tengan que abandonar sus domicilios, pudiendo estar acogidas por un periodo de hasta 12 meses. El total de plazas de acogida es de 15.

Desde el equipo se realiza la atención directa a las mujeres, mediante orientación, asesoramiento profesional especializado (socioeducativo, psicológico y jurídico) y acompañamiento en su proceso personal, encaminado a lograr la independencia emocional, social y económica del agresor, capacitando a las mujeres para desarrollar una vida autónoma.

La atención personalizada se centra en valorar la situación de cada mujer, priorizando la protección y seguridad de ella y los hijos a cargo, valorando el riesgo, y poniendo a su disposición los recursos necesarios para salir de esta situación.

Desde el inicio de la intervención se concede especial importancia al proceso de reconstrucción de la autoestima e identidad, a través de la intervención socioeducativa y psicológica, así como a la orientación e información jurídica.

En el proceso de intervención se pone especial atención en dar la voz y la capacidad de decisión a la propia mujer, teniendo en cuenta en todo momento su voluntad y decisión, ya que parte de las consecuencias de la situación que ha sufrido es la despersonificación y la ausencia de toma de decisiones sobre su propia vida.

El proceso de empoderamiento es fundamental para superar esta situación, haciéndola consciente de la situación de violencia, y recuperándola de sus secuelas, potenciando sus capacidades y potencialidades a nivel personal y social para que no sea dominada y no domine a nadie.

Contador