El equipo del doctor Antonio Frey identifica y localiza el Panteón de los Emires Murcianos de la Segunda y Tercera Taifa

Publicado 04/03/2014 10:03:33CET

Ofrece una conferencia este martes en la Iglesia de San Juan de Dios para dar conocer el hallazgo

MURCIA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El equipo de investigación del doctor Antonio Vicente Frey Sánchez ha identificado y localizado el Panteón de los Emires Murcianos de la Segunda y Tercera Taifa, según ha informado a Europa Press el propio doctor.

En los últimos meses, este equipo de investigación, encabezado por el doctor en arqueología e historiador, Antonio Frey, ha identificado y localizado el panteón real de los emires murcianos de la segunda y tercera taifa.

De este modo, los resultados de este descubrimiento se presentarán en la tarde este martes, a las 20.00 horas, en la Iglesia de San Juan de Dios, en el marco de la conferencia 'Enterramientos reales en el Conjunto Monumental San Juan de Dios. De los reyes taifas a Alfonso X'.

La segunda taifa duró entre 1147 y 1172 y tuvo un único emir, Muhammad b. Saad b. Mardanish, el célebre rey lobo, que luchó contra los almohades hasta su muerte, durante el sitio de la ciudad de Murcia. La tercera taifa duró entre 1228 y 1266 y tuvo como emires a Muhammad b. Yusuf b. Hud, el célebre Abenhud, y a otros cuatro emires más. Con ambas taifas Murcia fue capital de al-Andalus.

Sin embargo, la taifa fue disuelta por Alfonso X durante la Reconquista e integrada en el Reino de Castilla y León en 1266, tras "aplastar" la revuelta mudéjar con ayuda de su suegro el aragonés Jaime I.

Precisamente gracias al Llibre dels Feyts (Libro de los Hechos) de Jaime I, una crónica personal de su reinado escrita en catalán medieval, se ha podido identificar el emplazamiento del panteón. Este texto, poco conocido, escrito en 1266, cuando Jaime I ponía sitio a Murcia, indicaba que "en la montaña donde se va a Cartagena enterraban a los reyes de Murcia, y en un peñón, Abenhud reposa".

Estos datos nos ha permitido identificar este peñón como el Morrón del Puerto de la Cadena, en donde se ubica un edificio de época medieval que hasta ahora tenía difícil identificación. En la cumbre del Morrón del Puerto de la Cadena se sitúa lo que se conoce como 'Castillo de La Asomada'.

Se trata de un recinto rectangular cuya construcción los arqueólogos atribuyen a Ibn Mardanish, el rey lobo. Su planta es muy similar al Castillejo de Monteagudo y al anterior palacio de Santa Clara La Real, que hay debajo del que hoy puede visitarse.

Esos elementos permitieron a anteriores investigadores atribuirlo a aquel emir de la segunda taifa murciana. Sin embargo la tipología del edificio no parecía ajustarse a la de un castillo, es decir, un edificio militar sino a un edificio civil, pero hasta ahora no había ninguna prueba que permitiera saber qué tipo.

Las sucesivas prospecciones arqueológicas llevadas a cabo por nuestro equipo después de la lectura del texto de Jaime I y su localización, ha permitido identificar el denominado 'Castillo de La Asomada' como el panteón de los emires murcianos, aunque a falta de una excavación arqueológica falte determinar exactamente la estructura interna del panteón.

Durante las prospecciones de han encontrado restos de mármoles y yeserías muy desgastadas que debían conformar la decoración de las tumbas. No se han encontrado restos de enterramiento, ni se espera encontrarlos, porque, del mismo modo que hizo Boabdil cuando entregó Granada a los Reyes Católicos, creemos plausible pensar que Abu Bakr b. Hud, último emir efectivo de Murcia, desmontó y destruyó el panteón en 1266, y se llevó los restos de sus antepasados al exilio, ya que las fuentes castellanas de la época no dicen nada de restos humanos en La Asomada.

En el equipo de investigación encabezado por el doctor Frey Sánchez han participado Pedro Rosique Giménez y Mariano Sanz Navarro. Para las prospecciones ha contado con autorización de la Dirección General de Bienes Culturales y se ha realizado con financiación privada.

ANTONIO VICENTE FREY SÁNCHEZ

Doctor en Arqueología, se ha especializado en historia de la Edad Media, concretamente de la historia del Occidente Musulmán. Ha impartido docencia en las universidades de Murcia, Granada y La Plata (Argentina) como profesor de Arqueología e Historia Medieval, colaborando con profesores del prestigio de Juan Torres Fontes; Antonio Malpica Cuello o Miguel Rodríguez Llopis.

Asimismo, ha trabajado en instituciones de investigación tales como el Institut de Recherche de les Textes e Histoire. Section Arabe de la CNRS (París), la Universidad de Murcia; la Escuela de Estudios Árabes del CSIC, la Universidad de Granada o el Museo de la Alhambra.

Por otro lado, ha participado en excavaciones en yacimientos arqueológicos como el de la ciudad de Murcia, las misiones jesuíticas de los siglos XVII y XVIII (Prov. Misiones, Argentina); o castillos del Alto Segura (Provs. de Albacete y Murcia). También ha participado en proyectos de investigación antropológica en el Gran Chaco (Prov. Tucumán, Argentina) y el Magreb Occidental (Marruecos y Mauritania).

Ha publicado libros y artículos sobre la historia medieval de Murcia y España; patrimonio y urbanismo de la Región de Murcia; historia de la Iglesia; y, usos y aprovechamientos del agua a lo largo de la historia, entre otros.

En la actualidad compagina sus actividades científicas y de divulgación con nuevos proyectos en torno a la historia medieval del Mediterráneo occidental; cambio climático en la Edad Media; y, aspectos de la historia de Murcia y de la gestión del agua.