Publicado 27/12/2021 10:02CET

La formación, el acceso a la vivienda y la sensibilización, las tres apuestas más destacadas de Jesús Abandonado en 2021

El Centro de Formación y Empleo de la Fundación ha atendido a 220 usuarios a lo largo del año

MURCIA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

La formación, el acceso a la vivienda y la sensibilización de la ciudadanía han sido las tres apuestas más destacadas de la Fundación Jesús Abandonado este 2021, con el objetivo de acoger y ayudar a las personas más vulnerables y que puedan lograr una recuperación plena y desarrollar una vida independiente, informaron fuentes de la organización consultadas por Europa Press.

Así, uno de los servicios aportados por la Fundación este año que finaliza es el que desarrolla el Centro de Formación y Empleo, en el que a lo largo de estos doce meses se ha atendido a al menos 220 usuarios, de los que se incorporaron al centro un total de 182. En 2020, este centro atendió a 121 personas, lo que supone un incremento del 81,8%.

En materia de empleo, la Fundación Jesús Abandonado, consciente de que una mayor capacitación y formación laboral genera a su vez más protección frente a la exclusión social y el desempleo, ofrece diferentes talleres e itinerarios formativos, tanto como herramienta para adquirir habilidades como parte de un proceso para recuperar a la persona física, y psíquicamente a través del compromiso y el trabajo diario.

En este contexto, los programas 'Incorpora' y 'Tejiendo Futuros' son algunas de las iniciativas que desarrolla la entidad para impulsar la formación e inserción laboral de las personas más vulnerables.

Otro de los programas que más han destacado este año han sido el relacionado con la sensibilización, desarrollado para favorecer la toma de conciencia entre los jóvenes murcianos. En 2021, un total de 3.970 escolares de 65 centros de Educación Secundaria han participado en estos programas, lo que supone un aumento de casi un 720% respecto a 2020, que registró 485 alumnos.

La pobreza, la desigualdad y la importancia del desarrollo de actitudes como la empatía y la solidaridad hacia las personas que se encuentran en situaciones desfavorecidas fueron algunos de los temas que se abordaron en estas jornadas formativas.

'HOUSING FIRST'

La tercera apuesta más destacada este año para Jesús Abandonado ha sido el programa 'Housing First', que lleva implantando desde 2017. Su principal objetivo es acoger a personas que se encuentran en situación de sinhogarismo, tras probar los mecanismos tradicionales de ayuda.

En 2020, la iniciativa 'Housing First' contaba con siete viviendas. En 2021, la Fundación ha conseguido incorporar tres nuevos hogares.

Un equipo de profesionales lleva a cabo este programa, conformado por dos técnicos integradores sociales, un psicólogo voluntario y un hermano de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, a los que se suma el resto de profesionales de la Fundación cuando es necesario.

El objetivo a medio y largo plazo de esta iniciativa es que la persona que use este recurso deje de necesitar el apoyo que se le brinda, más allá de la vivienda, y pueda realizar una vida plenamente autónoma y digna.

Además, la Fundación Jesús Abandonado desarrolla otros muchos servicios, entre los que se encuentran el de odontología, que ha atendido en 2021 a una treintena de personas; proyectos de calle, que atiende a 15 de forma diaria; el comedor social, que ha realizado 118.529 servicios, atendiendo a más de 1.600 personas; Atención psicológica (135 personas y 812 sesiones); y ropería y duchas (386 personas y 1.308 servicios).

Otros servicios son el centro de larga estancia (54 plazas y 75 personas atendidas en 2021); servicio de información, orientación y asesoramiento (se han atendido a más de 1.000 personas que fueron derivadas u orientadas a los recursos idóneos); servicio de voluntariado (219 voluntarios/as han participado en 24 servicios de la Fundación) y talleres de recuperación personal (28 personas).

También se encuentran los servicios 'Viviendas en femenino' (16 plazas distribuidas en cinco viviendas con 14 mujeres atendidas); Servicio de Atención Espiritual y Religiosa (72 personas atendidas); viviendas de Autonomía (43 plazas en once viviendas y 106 personas atendidas); peluquería (55 personas) y programa para personas privadas de libertad (una vivienda con cuatro plazas y cuatro hombres acogidos).

Contador