Publicado 29/07/2021 16:28CET

El Gobierno murciano muestra su "rechazo absoluto" al "cierre súbito" de los servicios ferroviarios en la Región

Calcula que la interrupción de las cercanías entre Lorca y Murcia provocará un incremento de más de 3.000 vehículos diarios en la A-7

MURCIA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno murciano ha mostrado su "rechazo absoluto" a los planes del Gobierno central de "interrumpir súbitamente los servicios ferroviarios en la Región de Murcia por un tiempo mínimo de tres años".

Así lo ha hecho saber el consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

"Les garantizo que haremos todo lo que está en nuestra mano para evitar que se concrete esta decisión", ha señalado Díez de Revenga, quien ha advertido que el Ejecutivo murciano adoptará "las medidas que resulten legalmente y políticamente oportunas para tratar de impedirlo".

Ha lamentado que es una decisión "completamente inadmisible" que "termina de convertir a la Región de Murcia en una isla ferroviaria". Así, ha señalado que las obras del Corredor Mediterráneo hacia Alemría y las obras del soterramiento desde la estación hacia el lado de Lorca "se diseñaron, se licitaron y se contrataron para mantener la circulación de los trenes".

Por tanto, cree que esas obras son "completamente compatibles con la circulación de los trenes" y cree que esta decisión del Gobierno central "no está sustentada sobre criterios técnicos, sino que es estrictamente política".

A su juicio, esta interrupción de servicios ferroviarios "asesta un golpe mortal a los ya maltrechos servicios de cercanías, que no dejan de perder viajeros cada año por sus deficiencias en el servicio". Además, ha advertido que afecta a los servicios de mercancías, "y muy especialmente a los servicios de mercancías que salen del Puerto de Cartagena con dirección al centro de la península".

Ha defendido que existen alternativas técnicas, "y esto no lo dice el Gobierno regional, sino que lo dice el propio Ministerio que, en todo momento, preveía el mantenimiento de los servicios". Por tanto, cree que se tarta de una decisión injusta y arbitraria, que se suma a otras decisiones que ha tomado el Gobierno central en perjuicio de los intereses de todos los ciudadanos de la Región de Murcia". En concreto, se ha referido a la 2ijusta financiación autonómica" y a las decisiones adoptadas en materia de trasvases y de agua.

Ha advertido que "las consecuencias que tiene una interrupción tan prolongada y súbita de los servicios ferroviarios son enormes porque, por un lado, todos esos viajeros de cercanías que no van a poder contar con el servicio durante tres años, cambiarán sus costumbres de movilidad y se perderán para siempre, porque costará muchísimo trabajo volver a concienciar a los habitantes de la Región a que usen un servicio que han abandonado por esta decisión arbitraria".

Además, ha criticado que el corte de los servicios "nos aleja aún más del centro de España, y no solo a los murcianos que nos queramos dirigir hacia la capital, sino a los propios visitantes que tengan que venir", según Díez de Revenga. Y es que ha recordado que la Región pierde "cualquier conexión directa con la capital del Estado, lo que supone que cualquier viajero que quiera venir desde Madrid a Murcia tiene que hacer trasbordos".

"Esto nos va a lastrar enormemente en la recuperación económica tras la crisis del coronavirus y, además, va totalmente en contra de los criterios que está marcando al UE: el Pacto Verde fomenta la movilidad sostenible y el abandono del vehículo privado en beneficio de los servicios ferroviarios; y esto es justo lo contrario".

De hecho, ha calculado que la interrupción de los servicios de cercanías entre Lorca y Murcia provocará un incremento de más de 3.000 vehículos diarios en la A-7, lo que agravará todavía más el atasco perpetuo que hay en el nudo de Espinardo y en otros tramos de esa autovía".

"Es más, es que esta decisión incumple la propia estrategia de movilidad sostenible que acaba de aprobar recientemente el Ministerio", según el consejero, porque sus medidas "van en la línea de fomentar el transporte colectivo frente al vehículo privado y de potenciar los servicios ferroviarios". En cambio, critica que en la Región "se hace todo lo contrario".

Por último, ha recordado que Murcia está entre las dos comunidades de España con "peores servicios ferroviarios" junto con Extremadura. "No tenemos ni un solo metro de vía electrificada, y cuando se pusieron los medios para electrificar las vías, el Gobierno central decidió retirar los postes de las catenarias, impidiendo esa electrificación".

"Curiosamente, si esta decisión se termina de perpetrar, vamos a contar con los peores servicios ferroviarios de la historia; desde que el 24 de octubre de 1862, la reina Isabel II inauguró los viajes ferroviarios a la Región de Murcia, nunca en esta historia hemos tenido peores servicios".