Juez de menores constata en Murcia un aumento de los delitos a través de las redes sociales

Publicado 04/07/2015 11:59:40CET

MURCIA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El magistrado del Juzgado de Menores 1 de Murcia, Rafael Romero, considera que no es necesaria reforma alguna de la Ley Orgánica de la Responsabilidad Penal de los Menores (LORPM) en lo que respecta a cuestiones de fondo, ya que se trata de una ley "moderna y plenamente vigente, que se adapta a la los menores y la sociedad en la que viven".

Sin embargo, apunta que en cuestiones de forma o procesales, tras la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, "quizás sería necesaria alguna reforma para adaptar el texto de la LORPM a la nueva regulación de los delitos leves".

Las redes sociales juegan un papel fundamental en todo este campo, ya que constata un "aumento" de los hechos delictivos cometidos en este sentido.

"Muchas de las veces por desconocimiento de que se estaba cometiendo un delito, otras veces por un mal uso de las mismas, y, por supuesto, también en ocasiones, por el aprovechamiento de las mismas para cometer los delitos", apunta el magistrado en una entrevista concedida a Europa Press, quien recuerda que las redes sociales en particular, e Internet en general, "son extraordinarias herramientas para la educación, el aprendizaje y la comunicación, pero siempre con un uso adecuado y control de las mismas".

A su juicio, "no hay que prohibir su uso ni temer a las nuevas tecnologías" y aconseja "enseñar a los menores a utilizarlas adecuada y responsablemente, enseñándoles las virtudes, los riesgos y los peligros de las mismas".

Casos últimos como el ocurrido en abril cuando un menor mató a un profesor en un instituto de Barcelona con una ballesta e hirió a más compañeros o el fallecimientos de varias niñas por bullying o acoso escolar ponen el punto de mira en la responsabilidad penal de los menores. Este experto reconoce que ha existido un aumento del número de expedientes incoados por la Fiscalía y los Juzgados de Menores.

Sin embargo, considera que el perfil de los menores "no ha experimentado grandes cambios", por lo que "no se ha observado un aumento de la agresividad ni una mayor inclinación a transgredir las normas".

"Existen casos, por desgracia, pero su influencia en la Jurisdicción de Menores es mínima", añade, para después resaltar la importancia de la educación en valores.

En concreto, en Murcia, tanto desde la Consejería de Educación, a través de los protocolos elaborados y que deben ser aplicados en todos los centros escolares, como desde el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), a través del programa de 'juez de paz educativo', "se está llevando a cabo una gran labor para identificar rápidamente estos supuestos cuando se producen y para educar y concienciar a profesores y alumnos sobre este tema".

Ahondando en cuestiones más concretas sobre esta Ley, advierte que no es sobreprotectora, ya que "facilita instrumentos para intentar averiguar porque el menor comete un hecho delictivo y una vez conocido esto, tratar de buscar soluciones para que no vuelva a cometer esos hechos, en ocasiones con medidas educativas y en ocasiones con medidas punitivas".

Preguntado sobre si surten efecto las medidas que se les aplican, advierte que "en la gran mayoría de los supuestos las medidas judiciales son eficaces, ayudan a los menores y facilitan la no reiteración delictiva".