Lucas Jiménez (Scrats) pide un riego de socorro de 60 hm3 para "salvar" 44 millones de árboles

Rueda deprensa Scrats balance del año
SCRATS
Actualizado 26/12/2017 14:01:57 CET

Asegura estar preocupados y que el escenario de cara a la primavera-verano puede ser bastante complicado, si no llueve

MURCIA, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, ha solicitado este martes un riego de socorro de entre 50 y 60 hectómetros cúbicos "para salvar 44 millones de árboles frutales, que se nos van" si no viene agua antes del verano.

Jiménez, que clama al cielo para que llueva, ha asegurado, en un desayuno informativo, que el año 2017 ha sido "horrible" para el sector "con escasez de recursos e ideas para afrontar la problemática que se nos presenta", reconociendo que "estamos muy asustados de lo que puede venir".

Así espera alguna reacción por parte del Gobierno "y en breve", pues, ha alertado, el escenario de cara a la primavera-verano, si no llueve, puede ser bastante complicado para la subsistencia del sector".

Y es que, ha recordado, despertamos con "una primera lanzada" de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) "por unos supuestos retrasos en los pagos a la organización que más y mejor paga", con una sorpresa de 385.000 euros que exigían en forma de recargo, "un mal sueño al que siguieron bastante pesadillas posteriores" como la tarifa del agua "que el Gobierno sigue empecinado en mantener y nosotros en recurrir".

Jiménez espera así que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su visita a Murcia este miércoles "hable de agua", así como que "se vean cumplidas" alguna de las reivindicaciones del Círculo del Agua, pues "hay una necesidad imperiosa de agua en esta Región".

Con lo que, de momento, sigue en pie la manifestación para principios de año en Madrid por la "inactividad" del Ministerio de Agricultura en estos cuatro años de sequía, a expensas de conocer el escenario definitivo "que el Ayuntamiento va cambiando por motivos, a veces, un poco pintorescos", salvo que el Gobierno de la Nación "atienda todas nuestras reivindicaciones, cosa que, a día de hoy, no parece viable".

Tras insistir en que las desaladoras "se pongan a pleno rendimiento de producción", y se pongan en funcionamiento las de Mutxamel y Villaricos, ha señalado que "si la cosa no cambia, en el horizonte se dibuja la necesidad de un trasvase de socorro". "No pedimos algo ilegal, estamos pidiendo agua y la aplicación exacta y conforme a ley de las tarifas", ha enfatizado.

"Entendemos la desalación y la vamos a asumir", pero "jamás vamos a renunciar a cualquier derecho al agua del trasvase Tajo-Segura que ha sido durante peleado y pagado durante tantos años para cambiarlo por recursos procedentes de la desalación", ha hecho hincapié el presidente del Scrats, quien ha insistido en que éste "es un tema de Estado", el agua es un bien público "y debe de circular por todas partes del país independientemente de que en esa parte llueva más o menos".

((HABRÁ AMPLIACIÓN))