Actualizado 28/07/2009 15:32

Murcia es la cuarta comunidad autónoma con más banderas y puntos negros en 2009, con 32 y 36 respectivamente

MADRID/MURCIA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción ha 'premiado' en 2009 a 311 playas españolas con 'banderas negras' por una degradación ambiental alta y con grandes amenazas sobre sus ecosistemas y socioeconomía, y a 392 lugares con 'puntos negros' por tratarse de espacios con pequeños o puntuales impactos que agravan la situación, según informó hoy tras la presentación de su informe 'Banderas Negras 2009. La crisis, una oportunidad para la costa'. En concreto, la Región de Murcia es la cuarta comunidad con más banderas y puntos negros, 32 y 36 respectivamente.

Así, en esta 11 edición, el número de 'galardonados' ha aumentado en comparación con los datos de 2008, que concedió 303 banderas negras y 310 puntos negros a las costas españolas y donde señalaba que el nivel de transformación de la costa o la saturación de los principales destinos turísticos dejaban a la socioeconomía de los pueblos locales en "una total incertidumbre" y a la costa "en un alarmante estado de degradación", que a su juicio, complicaría las posibilidades de reconversión económica.

En este sentido, el texto de 2009 explica que el sector urbanístico se sitúa como principal motor de desnaturalización de la costa al superar la capacidad de carga del territorio costero, a pesar de que "haya sufrido una desaceleración".

"Se ha producido una alarmante aceleración del proceso de mediterranización que está sufriendo la costa norte peninsular con, por ejemplo, alrededor de 19.000 nuevos amarres en Galicia, con más de 4.000 nuevas viviendas que se prevén en los planes de ordenación urbana de Asturias", señala.

Igualmente, indica que ante la degradación costera las administraciones públicas, central, autonómica y local, lejos de generar un modelo sostenible, se "han empecinado" en aplicar la receta de más construcción como modo de generar empleo de mala calidad y gran temporalidad que además, a su juicio, destruye el patrimonio natural, contribuyendo a la progresiva destrucción del turismo.

Según apunta la organización ecologista, la costa supone el siete por ciento del total del Estado pero es el territorio con mayor transformación, ya que concentra el 50 por ciento de la población y soporta actividades económicas de diversa naturaleza, como el turismo, puertos industriales, agricultura, pesca o comercio, entre otros.

COMUNIDADES AUTÓNOMAS

En el análisis por comunidades autónomas, el informe recoge un ascenso generalizado de banderas y puntos negros concedidos y sitúa a Andalucía con 52 banderas negras y 63 puntos negros, a Asturias con 21 y 13 respectivamente, Baleares con 24 y 47, Canarias con 29 y 32, Cantabria con 27 y 6, Cataluña con 23 y 20, Ceuta con 6 y 4, Euskadi con 7 y 7, Galicia, 55 y 102, Melilla 2 y 4, Comunidad Valenciana 34 y 40, y finalmente, Murcia con 32 y 36 respectivamente.

Ante esta "extrema situación", Ecologistas en Acción solicita a las administraciones competentes y a la sociedad a un cambio de modelo social y económico que deba basarse en el estudio de la capacidad de carga del territorio y sus ecosistemas y con programas de restauración ambiental y reconversión de sectores "altamente depredadores" como el turismo y la construcción. Además, pide que comience de forma urgente la gestión del mar para proteger actividades en peligro, como la pesca tradicional.

"Exigimos al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) que se deje de autorizar y financiar las regeneraciones de playas en aquellos municiios que la construcción de infraestructuras, como puertos o espigones, estén impidiendo el aporte sedimentario a las playas", concluye.