Murcia no ha registrado ningún caso de sarampión en 20 años ni de rubeola en 10 años

Publicado 21/08/2019 11:56:31CET
Gráfico de evolución del sarampión en el municipio de Murcia
Gráfico de evolución del sarampión en el municipio de Murcia - AYUNTAMIENTO DE MURCIA

El concejal de Salud asegura que desde 1999 se han evitado unos 100.000 casos de sarampión

MURCIA, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Murcia no ha registrado ningún caso de sarampión en 20 años ni de rubeola en 10 años. Así lo ha indicado el concejal de Deportes y Salud, Felipe Coello, que ha presentado estos datos esta mañana junto al Jefe de Servicio de Sanidad, Eduardo González, y el Jefe de Vacunas, José Luis Olivares.

En 2017 la Organización Mundial de la Salud declaró que España ha eliminado el sarampión, tras un periodo de 36 meses sin trasmisión endémica (2014, 2015 y 2016).

El concejal de Deportes y Salud ha explicado que "el municipio de Murcia se ha comportado como un lugar seguro, con una sólida inmunidad de grupo, proporcionada por la excelente cobertura vacunal y una gran capacidad de respuesta del sistema sanitario. Desde 1999 se han evitado unos 100.000 casos de sarampión".

El sarampión es una enfermedad infecciosa, contagiosa, que hasta hace poco, casi todas las personas contraían en algún momento de su vida, generalmente en la infancia. Se presentaba en forma de ondas epidémicas, cada 2-3 años, prácticamente todos los niños nacidos después de la última onda epidémica enfermaban.

Para la mayoría suponía una semana de postración, con fiebre muy alta y gran debilidad, pero algunos sufrían complicaciones, como diarrea severa, ceguera, neumonía, encefalitis y panencefalitis esclerosante subaguda, se estima que produce una muerte por cada 1.000 casos.

Sigue siendo una enfermedad endemo-epidémica en muchos países, y según la OMS aun produce unas 100.000 muertes al año, la mayoría en países subdesarrollados. En Europa la mayoría de los casos se concentran en Ucrania, Rumania y Albania. Países como Francia, Reino Unido e Italia aún sufren grandes brotes.

Hubo una primera vacuna monovalente contra el sarampión que se empezó a usar en 1963, pero que en España y en Murcia tuvo un impacto casi nulo en la epidemiologia de la enfermedad.

En 1981 se introdujo en el calendario de vacunaciones la Triple Vírica (Sarampión, Rubeola y Paperas), en los años siguientes la expansión del sistema sanitario, con el desarrollo de la atención primaria y los programas informatizados de vacunaciones dio lugar a un rápido incremento de las coberturas vacunales, que escalaron de cifras en torno al 90 % en los ochenta, al 95 por ciento en los noventa y al 98 por ciento en los años dos mil.

El declive de la enfermedad se inició en los 90 y el número de casos se redujo drásticamente, hasta que en 1999 se declaró un solo caso en el municipio de Murcia, 20 años sin trasmisión endémica.

Desde entonces el sarampión se ha reintroducido hasta en tres ocasiones en el municipio de Murcia, con casos importados de Barcelona, Almería y Elche, ciudades en las que se estaban produciendo grandes brotes. El más importante se produjo en 2012 con tres casos en una misma familia, siendo el caso índice importado de Elche.

En cuanto a la rubeola, en 2016 la OMS declaró que España había eliminado esta enfermedad, tras un periodo de 36 meses sin trasmisión endémica (2013, 2014 y 2015). En el municipio de Murcia no se ha declarado ningún caso de rubeola desde 2008, año en el que se declaró un solo caso. Son 10 años de incidencia cero, y desde entonces se han evitado unos 50.000 casos de rubeola, habiendo desparecido por completo la embriopatía rubeólica congénita.

La vacuna Triple Vírica, contiene los antígenos contra sarampión, rubeola y parotiditis, razón por la cual las coberturas vacunales son idénticas desde 1981 para sarampión y rubeola.

Coello ha explicado que "la desaparición de estas enfermedades en un territorio como el municipio de Murcia, con 440.000 habitantes, durante tanto tiempo, constituye un hito histórico, una prueba del progreso de la ciudad como lugar cada vez más seguro y saludable para sus habitantes".

"Ello se ha conseguido gracias al trabajo en colaboración entre el Servicio de Vacunaciones de la Concejalía de Salud del Ayuntamiento, los Servicios de Pediatría en los Centros de Salud y de todas las administraciones, además del comportamiento ejemplar de la ciudadanía, que confía en una sanidad pública que se siente orgullosa de tener uno de los mejores servicios de pediatría y enfermería pediátrica del mundo".