Publicado 03/03/2021 09:51CET

Naciones Unidas estudiará la queja de Ecologistas en Acción sobre la degradación ambiental del Mar Menor

Archivo - PECES MUERTOS EN LA ORILLA DEL MAR MENOR
Archivo - PECES MUERTOS EN LA ORILLA DEL MAR MENOR - ECOLOGISTAS - Archivo

MURCIA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción de la Región Murciana ha recibido una comunicación de la Presidenta del Comité de Cumplimiento del Convenio de Barcelona de Naciones Unidas, Odeta Cato, en relación a la queja que esta organización presentó en 2017 ante la "grave situación de degradación ambiental" de la Zona Especialmente Protegida de Interés Mediterráneo (ZEPIM) Mar Menor y Costa Este de Murcia.

En un comunicado, la organización ecologista recuerda que en 2019, el Comité de Cumplimiento deliberó sobre la admisibilidad de la queja presentada y se decidió, por primera vez en la historia del Convenio de Barcelona de Naciones Unidas, admitir a trámite una queja presentada por una organización no gubernamental.

Tras ese "primer gran paso", el siguiente era deliberar en la 16ª Reunión del Comité de Cumplimiento del Convenio de Barcelona --junio 2020 y enero 2021-- si se entraba a estudiar y valorar el fondo del asunto. Ahora la Presidencia del Comité confirma que se ha decidido "proceder al examen del fondo de la comunicación, siguiendo 'mutatis mutandis' el procedimiento establecido en párrafos 24 a 30 de los Procedimientos y Mecanismos de Cumplimiento".

Al mismo tiempo, anuncia que se acordó solicitar a España, como parte interesada, información adicional, "con el fin de facilitar una mayor consideración de los hechos y hallazgos sobre el estado actual de la Laguna del Mar Menor, incluyendo los factores contribuyentes y las causas".

Esta valoración del fondo de la cuestión se iniciará en la 17ª Reunión del Comité de Cumplimiento del Convenio de Barcelona, que tendrá lugar en junio en Atenas (Grecia).

Para Ecologistas en Acción, este es un segundo gran logro. Así, considera que su trascendencia "es enorme", porque supone que el Comité de Cumplimiento va a entrar por primera vez en su historia a estudiar el fondo del asunto de una queja presentada por una organización no gubernamental, algo que "sin duda abre un nuevo camino que podrá ser explorado por otras organizaciones en el futuro".

Aunque Naciones Unidas no pueda ejercer medidas coercitivas, como sanciones económicas, la asociación ecologista explica que, de producirse una resolución del Comité reconociendo el incumplimiento del Convenio de Barcelona por parte de España --que es depositaria del mismo--, y en la que solicite la rectificación, supone "una llamada de atención institucional e internacional que debería hacer reaccionar a las autoridades estatal y regional".

Por eso, solicita al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) que considere esta intervención de Naciones Unidas en la situación de la laguna salada como "una oportunidad", y que se implique "de forma directa", situando la recuperación ecológica de la laguna "como la máxima prioridad" y liderando el proceso para que todas las administraciones y sectores implicados se centren en resolver los problemas en origen, y apliquen así "medidas para un cambio real hacia un modelo agrario más ambientalizado y sostenible, que de verdad permita la recuperación del Mar Menor".

Ecologistas en Acción anuncia que, de cara a esta deliberación de junio de 2021, tiene previsto ampliar el dossier de la queja, aportando nueva documentación e informes que se han elaborado en estos dos años, para que sean tenidos en cuenta.