Policía Local incorpora drones con cámara térmica a su equipamiento para vigilar zonas de difícil acceso

Publicado 21/10/2019 13:22:05CET
El alcalde de Murcia, José Ballesta, acompañado del concejal de Seguridad Ciudadana y Gestión Económica, Eduardo Martínez-Oliva, presentan los dos nuevos drones con los que se reforzará el equipamiento del Servicio de Policía Local de Murcia
El alcalde de Murcia, José Ballesta, acompañado del concejal de Seguridad Ciudadana y Gestión Económica, Eduardo Martínez-Oliva, presentan los dos nuevos drones con los que se reforzará el equipamiento del Servicio de Policía Local de Murcia - EUROPA PRESS - Archivo

MURCIA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Murcia contará por primera vez con drones que llevan incorporada cámaras térmicas en su equipamiento para vigilar las zonas de difícil acceso. Se destinarán al Grupo de Atestados y a la Unidad de Patrulla Ecológica de la Policía Local de Murcia.

El alcalde de Murcia, José Ballesta, acompañado del concejal de Seguridad Ciudadana y Gestión Económica, Eduardo Martínez-Oliva; y el inspector jefe de la Policía Local, José María Mainar, ha presentado este lunes los dos nuevos drones con los que se reforzará el equipamiento del Servicio de Policía Local de Murcia.

Por primera vez, los agentes de Policía Local de Murcia podrán emplear drones para "controlar las zonas de difícil acceso y eventos multitudinarios, situaciones de emergencia y reconstrucción de accidentes de tráfico, entre otros cometidos, convirtiéndose en las primeras aeronaves no pilotadas con las que contará este Cuerpo", ha explicado Ballesta.

El Ayuntamiento ha destinado una inversión de 9.000 euros a la adquisición de ambos drones, actuación que forma parte del plan de modernización del Cuerpo de la Policía Local de Murcia.

VELOCIDAD DE 72 KM/H

Ambos drones, que destacan por su escaso peso, ya que no superan los dos kilogramos, pueden alcanzar hasta los 72 km/h y ascender hasta una altura de 6.000 metros. Asimismo, podrán ser controlados por los agentes a una distancia de hasta 8 kilómetros.

Vigilar las zonas de difícil acceso por su orografía, ser útiles para la búsqueda y salvamento de personas en zonas escarpadas, captar imágenes en altura y funcionar como cámaras térmicas son algunas de las funciones que desempeñan, además de servir para vigilar las zonas forestales y, de esta forma, prevenir incendios.

Ambas aeronaves también podrán emplearse como altavoces, cuando sea necesario utilizarlos como megáfonos, y como focos de iluminación nocturna.

Asimismo, los drones irán equipados con paracaídas de emergencia, que se activarán en caso de que sufran alguna avería, evitando que se precipiten de forma descontrolada.

RECONSTRUCCIÓN DE ACCIDENTES DE TRÁFICO

Otra de las funciones que desempeñarán será la captura de fotografías para la reconstrucción de accidentes de tráfico. En concreto, los agentes del Grupo de Atestados se encargan de este cometido.

Asimismo, los grupos policiales destinados a la seguridad ciudadana emplearán las aeronaves para la vigilancia y control del desarrollo de eventos multitudinarios. En función del trabajo al que se destinen, los drones serán equipados de distinta forma.

Como fase previa a la utilización profesional de los drones, una treintena de policías han realizado un curso de formación, en el que han recibido clases teóricas y prácticas.

El curso se ha impartido atendiendo a los requisitos establecidos por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), organismo que regula los conocimientos necesarios para volar este tipo de aeronaves.

Para la obtención del título de Piloto Avanzado de Dron+Radiofonista, el cual les permite pilotar los drones, los alumnos han superado los exámenes teóricos y prácticos y han obtenido un certificado médico específico para la licencia de piloto de aeronave ligera (LAPL), realizado por un médico habilitado por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

Para leer más