PP eliminará las restricciones "indiscriminadas" a los vehículos diésel

PP apoya a la industria del automóvil con ayudas fiscales "mientras el PSOE la castiga con nuevos impuestos"
PP - Archivo
Publicado 19/04/2019 12:48:49CET

MURCIA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La candidata del PP al Congreso de los Diputados por la Región de Murcia, Isabel Borrego, ha anunciado que el partido eliminará las restricciones "indiscriminadas" a los vehículos diésel y desarrollará "planes autonómicos y locales para la renovación de los vehículos más contaminantes".

Ello frente a "la incertidumbre que ha generado el PSOE con su voracidad recaudatoria, castigando a los españoles al apostar por una subida de los impuestos al diésel hasta un 30 por ciento durante su Gobierno". "Una medida que supondrá que los conductores tengan que pagar 6 euros más por llenar el depósito de sus vehículos", ha dicho en el marco de una reunión con empresas del sector del automóvil en la Federación regional del Empresarios del Metal (Fremm), a quien le ha trasladado "el apoyo claro y sin fisuras del PP al sector con ayudas fiscales mientras el PSOE las castiga con nuevos impuestos".

"Uno de los sectores en los que España es líder de exportaciones es el automóvil; una industria que requiere de un entorno regulatorio seguro y que se eliminen las trabas que se están imponiendo" porque eso, ha subrayado, "dificulta su competitividad sobre todo por el aumento de impuestos previsto por el PSOE al uso del diésel".

En relación a la propuesta del candidato socialista por la Región de Murcia al Congreso, Pedro Saura, de incrementar la fiscalidad del impuesto sobre este carburante, Borrego ha replicado que "se lo comenten a los agricultores, a los millones de ciudadanos que tienen un coche diésel y ahora no pueden asumir el coste de cambiar de vehículo o a las grandes factorías de automóvil que ya están viendo cómo caen las ventas". Por ello, ha calificado esta decisión de "insolidaria e innecesaria" y además ha dicho que "lastraría la economía".

Según Borrego, "la incertidumbre generada por el PSOE ha provocado una fuerte caída de la demanda nacional que repercute en la producción de vehículos encadenando 4 meses consecutivos de caída".

Así, se ha comprometido con el sector del automóvil en la Región a "reformar la tributación de vehículos, reduciendo el peso de la fiscalidad en la compra y facilitando la adquisición de vehículos más eficientes". Ha adelantado que pondrá en marcha un Plan de Recarga Total para "lograr el desarrollo efectivo de las infraestructuras de reposición de energías no contaminantes".

"Desarrollaremos una política energética que no se olvide de ninguno de los tres pilares fundamentales: seguridad del suministro, menor impacto medioambiental posible y menor precio posible tanto para empresas como para particulares", ha indicado la candidata a la Cámara Baja, quien ha puesto en valor la defensa que el presidente Pablo Casado ha hecho sobre la transición hacia las energías limpias.

Igualmente, ha remarcado que "es necesario que las empresas dispongan de una energía barata, sostenible y segura y avanzar en la producción de renovables y en la descarbonización, un ámbito que España está llamada a estar en la vanguardia".

El PP "no va a prohibir el diésel", ha dicho la candidata 'popular' quien ha añadido que "somos garantía para la industria de la automoción porque es el motor de la economía; necesita seguridad y certeza y el PSOE en esta materia es el campeón de la inseguridad; frente a sus continuas ocurrencias, contradicciones y prohibiciones el PP mantiene la estabilidad para un sector puntal de nuestra economía".