El PP pide reformar el Código Penal para endurecer los delitos de conducción bajo los efectos de las drogas

El diputado del Partido Popular en la Región de Murcia, Javier Iniesta
PP
Publicado 14/10/2018 10:59:36CET

MURCIA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El diputado del Partido Popular en la Región de Murcia, Javier Iniesta, ha presentado una moción en la Asamblea Regional en la que solicita al Gobierno de España, el estudio de la reforma del Código Penal, en su artículo 379, incluyendo un tercer supuesto específico sobre la conducción bajo los efectos de las drogas, además de establecer la colaboración correspondiente con los Ayuntamientos de la región para dotar a sus policías de medios necesarios para detectar estas sustancias en los conductores.

El diputado regional del PP ha manifestado que la incorporación de las pruebas de drogas a las habituales de alcoholemia que regularmente realiza la Guardia Civil de Tráfico "está demostrando que hay un gran número de conductores que se ponen al volante tras haber ingerido sustancias estupefacientes".

En este sentido, Iniesta ha subrayado que las drogas "tienen una fuerte huella en la accidentabilidad, sobre todo en los siniestros de mayor gravedad", porque ha recordado el diputado del PP, "casi un tercio de los conductores fallecidos por accidente de tráfico analizados por el Instituto Nacional de Toxicología, dieron positivo en drogas ilegales".

La Fiscalía Superior de la Región de Murcia ha solicitado menos sanciones por vía administrativa y más sanciones por vía penal para los conductores al volante bajo los efectos de sustancias estupefacientes, ya que, ha matizado Iniesta, "actualmente es necesario causar un siniestro en la carretera con víctimas o heridos graves para que un conductor drogado acabe en los juzgados".

Y es que, la presencia de conductores en las carreteras de la Región "es cada día más evidente y las estadísticas así lo demuestran año tras año", ha señalado del diputado 'popular', quien ha añadido que en 2017 de 1.285 personas que dieron positivo en la prueba de drogas, solamente 4 acabaron con un atestado en vía penal, y ello como consecuencia de haber provocado accidentes con resultado de muerte o de lesiones graves.

Iniesta ha recalcado que "hay un gran número de personas que conducen bajo los efectos de las drogas y son un peligro para el resto de conductores, por ello insta al Gobierno de España al estudio de la reforma del Código Penal en su artículo 379 y que los Ayuntamientos de la Región doten a sus policías locales de los medios necesarios para detectar la presencia de estupefacientes en los conductores".