El registro de establecimientos aptos para celíacos suma seis adhesiones desde su puesta en marcha en 2018

Publicado 20/07/2019 11:59:53CET
Selection of gluten free food
Selection of gluten free foodSYNLAB - Archivo

Patología que afecta a cerca 15.000 murcianos, que son intolerantes al gluten, aunque solo hay 7.000 diagnosticadas

MURCIA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Registro Autonómico de Establecimientos Alimentarios, que cuenta con un apartado específico que controla la elaboración de alimentos para personas con intolerancias, suma desde su puesta en marcha en 2018 un total de seis adhesiones en Murcia, Lorca, Fuente Álamo, Alhama de Murcia y Cartagena de establecimientos dedicados a la restauración, las comidas para llevar, la panadería y la pastelería, "completamente verificados, inspeccionados y registrados".

En concreto, estos establecimientos ofrecen alimentos y menús elaborados sin gluten al consumidor final, "con todas las garantías en su elaboración y dispensación", explica a Europa Press el director general de Salud Pública y Adicciones, José Carlos Vicente, "lo que permite garantizar que aquellos establecimientos que se inscriban reúnen las condiciones para ofertar alimentos libres de gluten".

Y es que los establecimientos que ofertan también comida sin gluten tienen que tener dos cocinas separadas, porque no puedes freír un alimento con gluten y uno sin gluten, "para evitar los residuos y contaminación, hay que seguir las garantías de separación en las cocinas y el menaje".

Esta red de locales para personas que sufren intolerancia al gluten se ha creado en colaboración con la Asociación de Celíacos de Murcia (ACMU), con la que la Consejería de Salud suscribió el pasado año un convenio de colaboración.

De esta manera, la entidad es la encargada de contactar con los establecimientos que se quieran adherir y les dispensa un certificado de establecimiento colaborador sin gluten. Por su parte, la Consejería vela por el cumplimiento de las normas para garantizar que se cumplen todas las condiciones para evitar contaminación.

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto 'Vivir sin gluten', promovido para mejorar la calidad de vida de las personas celíacas, que cuenta con un programa de actuación conjunto con las asociaciones de enfermos, además de diverso material divulgativo.

Asimismo, la Consejería de Salud ha editado una guía para los establecimientos que dispensen productos o menús libres de gluten, con el objetivo de evitar contaminaciones accidentales. En este documento se recoge la clasificación de los alimentos según su contenido en gluten, el diseño de los locales, los protocolos para su manipulación, los distintivos que los identifican y su etiquetado específico.

Para hacer más accesible la información sobre la celiaquía, también se ha elaborado el folleto 'Vivir sin gluten: Mitos y realidades sobre la enfermedad celiaca', elaborado en colaboración
con la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) y que resuelve de un modo didáctico algunas dudas en torno a esta dolencia. Todos estos materiales están en el enlace www.murciasalud.es/celiaquia

AFECTA A UNAS 15.000 PERSONAS, AUNQUE SOLO 7.000 ESTÁN DIAGNOSTICADOS

La celiaquía es un trastorno sistémico, --que afecta a todo el organismo--, de base inmunológica causado por la ingesta de gluten y otras proteínas afines que afecta a individuos genéticamente susceptibles.

En la Región se calcula que hay alrededor de 7.000 personas diagnosticadas, aunque la cifra puede ascender hasta 15.000 debido al número de personas que desconoce que padece esta enfermedad.

La celiaquía es una enfermedad que no dispone de inmunoprevención ni tratamiento farmacológico, de forma que una dieta sin gluten es la única medida preventiva aplicable.

Según detalla el director general de Salud Pública, los síntomas de la celiaquía son digestivos y extradigestivos, y depende mucho de la edad en la que debute la enfermedad. "No es lo mismo una expresión sistemática en niños y adolescentes que en adultos".

En niños aparece con diarreas crónica o intermitente, la pérdida de peso y talla, retraso puberal, anemia por falta de hierro, náuseas, vómitos, dolor y distensión abdominal e incluso estreñimiento crónico, la aparición de algunas dermatitis, fatiga crónica y aparecer aftas en la boca.

Por eso, apunta José Carlos Vicente, pueden también apreciarse sospechas diagnosticas en consultas de odontología (síntomas como las aftas bucales) y otras muchas especialidades por el amplio espectro de síntomas que a veces no relacionamos directamente con la enfermedad ya que pueden apreciar signos y síntomas "que sean susceptibles de poner corresponderse con la enfermedad celiaca pero que requieren más comprobaciones o pruebas complementarias orientadas al diagnóstico especifico de esta patología".

En los adultos, "la sintomatología va no solo en alteraciones digestivas sino también en forma de alteraciones extraintestinales y extradigestivas como pueden ser la amenorrea, anemia, hemorragia, neuropatías, sintomatología hematológica, hepática, muscular o neurológica", entre otras, por eso a veces puede pasar más desapercibido el diagnostico especifico de la enfermedad.

MÁS DEL 90% DE PACIENTES PRESENTAN GENES COMPATIBLES CON CELIAQUÍA

Para su diagnóstico, primero hay que tener un alto índice de sospecha, a continuación se realiza un estudio serológico para ver si existen anticuerpos que indiquen que la persona ha reaccionado ante la presencia de gluten, ha explicado Vicente.

Posteriormente, se realiza un estudio genético, "porque más del 90 por ciento de los pacientes con enfermedad celiaca tienen varios genes que se presentan siempre que se tiene esta enfermedad".

Así, se comprueba si la persona tiene predisposición genética para desarrollar celiaquía o por el contrario sus genes no son compatibles con la enfermedad celiaca.

Otra prueba es la biopsia del intestino delgado, que se realiza cuando el paciente aún toma una dieta con gluten. La variedad expresiva de sus síntomas dificulta pensar en ella pero "no
es una enfermedad especialmente difícil de diagnosticar, si se tiene la sospecha previa de su existencia", ha apuntado el director general de Salud Pública.

Contador

Para leer más