Scrats tiende la mano a los pueblos ribereños en el nuevo año "para afrontar nuevas batallas desde similares posiciones"

El presidente del Scrats, Lucas Jiménez
EUROPA PRESS
Actualizado 01/01/2019 12:54:23 CET

El presidente del Scrats sostiene que de repetirse la decisión de noviembre del Ministerio "el Levante debería movilizarse"

MURCIA, 1 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, Lucas Jiménez, tiende la mano a los pueblos ribereños "para trabajar juntos" porque si se aumentan los caudales circulantes del río Tajo "sin causa justificada" lo padeceremos "tanto las poblaciones del Levante como los pueblos ribereños porque esos embalses bajarán sus volúmenes". Con el agravante "de que no sería ya posible reclamar, conjuntamente, infraestructuras con cargo a la tarifa que actualmente paga el Levante en concepto de trasvases".

Según Lucas Jiménez, "es hora de tender puentes y evitar disputas provocadas por la política" y "empezar a entendernos porque muchas de las batallas que debemos afrontar podemos afrontarlas conjuntamente".

Al nuevo año también pide dar por bueno que la decisión de noviembre del Ministerio de Transición Ecológica "fue un error" y que "sustantiven bien sus decisiones" y no se encuentren los agricultores con la zozobra, como en noviembre, de que aunque había reservas suficientes en la cabecera del Tajo, no se aprobara un trasvase mínimo de 12,5 hectómetros cúbicos (hm3); "una cifra ridícula en comparación con los volúmenes que se mueven en el resto del país".