Actualizado 26/09/2012 21:08 CET

Sevilla dice que "la reordenación de las líneas interurbanas permitirá equilibrar el sistema público de transporte"

Antonio Sevilla
EUROPA PRESS

Anuncia la creación de cuatro nuevas líneas y la entrada en vigor el 1 de octubre de la UTE Trasportes de Murcia

CARTAGENA (MURCIA), 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, Antonio Sevilla, ha dicho este miércoles que "la reordenación de las líneas interurbanas permitirá equilibrar el sistema público de transporte", así como que tratará de "alcanzar los acuerdos necesarios en la mayor brevedad posible para resolver los problemas del transporte público en Murcia", y que pondrá "los medios a su alcance para encontrar una solución equilibrada".

También ha dicho que habrá "cuatro nuevas líneas buscando la eficiencia del servicio y mejoras en la frecuencia horaria", y ha anunciado que a partir del "1 de octubre habrá una nueva concesionaria de transporte interurbano" controlada por la "UTE Transportes de Murcia, compuesta por las empresas Ruiz, Marín y Fernanbus".

Estas declaraciones han tenido lugar en la Asamblea Regional, ante la cual Sevilla ha comparecido para hablar sobre la situación del transporte interurbano en la Región de Murcia, así como de la modificación de las condiciones de la concesión de transporte público urbano cuya concesionaria es la empresa Latbus.

En concreto, ha dicho que "las cuatro nuevas líneas son las 79 (Molina-Ribera de Molina-Javalí Viejo-Plaza Circular), 78 (Beniaján-Arrixaca-Alcantarilla-Campus), la 62 (Rincón de la Seca-Murcia-Casillas-Orilla del Azarbe), y la 51 (Ribera de Molina-Molina-Los valientes).

SISTEMA DE BONIFICACIONES

Además, ha dicho que la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio "negocia un sistema de bonificaciones adaptado a la realidad presupuestaria actual".

Sevilla ha indicado que "trabajamos para dar respuesta a la demanda real existente", a lo que ha añadido que "no podemos permitirnos autobuses con ocupación baja" y también ha apelado al sentido de la responsabilidad, cuando ha dicho que pretenden "hacer eficiente cada euro invertido" dentro de "la política de austeridad de las administraciones".

Respecto a los antecedentes, ha recordado que "Latbus, de manera unilateral, puso fin al uso tarifario simplificado, lo que supuso un incremento de la tarifa media", así como que "esta situación sigue provocando quejas de los usuarios afectados" y que por ello, "se han abierto las diligencias y se han incoado expedientes".

También ha dicho que en busca de soluciones, "se han mantenido reuniones con usuarios afectados, sindicatos, alcaldes, representantes de las asociaciones de consumidores y con la propia empresa".

Sevilla recuerda que Murcia "presenta una singularidad, donde la misma empresa es la concesionaria del transporte urbano e interurbano de la ciudad", y que entre los esfuerzos realizados, "se impulsó en diciembre de 2010 un sistema de tarifas simplificado a través del Unibono, favoreciendo una ciudad sostenible, potenciando el transporte público".

También ha recordado que "el transporte público tiene su origen en concesiones municipales con más de treinta años de antigüedad, mejorando de manera progresiva el servicio al ciudadano". 2,15 EUROS POR UN BILLETE DE BUS

Para el diputado socialista Joaquín López, "es intolerable que los ciudadanos paguen hoy en día 2,15 euros por un billete de bus", además ha indicado que una vez más "se escenifica en público la pelea entre Valcárcel y Cámara", que "terminan pagando los ciudadanos".

El PSOE, ha indicado López Pagán, viene pidiendo "explicaciones desde mayo", ya que "es un servicio que no está bien organizado", a lo que ha añadido que "el problema de Latbus sólo es competencia de Valcárcel y Cámara".

Por otro lado, para José Antonio Pujante, de IU-Verdes, "se trata de recortes en los derechos a la movilidad de los ciudadanos", y ha calificado como "incremento brutal" la subida del billete de autobús. Así como que "Comunidad y Ayuntamiento son del mismo signo político", lo que pone de manifiesto "la deriva negativa del PP, que perjudica a los ciudadanos".

Finalmente, para Juan Guillamón, del Grupo Parlamentario Popular, "Latbus ha funcionado muy bien hasta ahora, pero ha tomado una decisión ilegal". Y también que "es difícil coordinar todas las líneas", máxime "en época de ajustes", pero que en todo caso "no se dejará a ningún ciudadano a la buena de Dios", pues "se trata de coordinar en beneficio del ciudadano".