En libertad y con orden de alejamiento los tres detenidos acusados de maltratar a un bebé de 10 meses

Actualizado 08/02/2019 11:56:27 CET

MURCIA, 8 (EUROPA PRESS)

Las tres personas detenidas, dos hombres y una mujer de nacionalidades española y colombiana y de edades comprendidas entre los 30 y 71 años de edad, acusadas de maltratar y causar lesiones muy graves a un bebé de diez meses al que cuidaban en su domicilio han quedado en libertad, pero con una orden de alejamiento hacia la víctima, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

La investigación policial se inició tras acudir la madre de la pequeña a una revisión rutinaria derivada de la enfermedad neurológica que padece.

En esa revisión el pediatra le informa de que su bebé presentaba diversas fracturas, unas nuevas y otras antiguas, en los huesos del codo, radio y tibia por lo que es trasladada al Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca.

Asimismo esas lesiones, según manifestaciones del facultativo, no son compatibles con la enfermedad de la menor, sino que son objetivables y realizadas por la mano de un adulto.

Los pediatras que atendieron, en el centro hospitalario, al bebé atribuyeron los síntomas a un cuadro clínico llamado 'niño zarandeado', daños ocasionados por "sacudidas violentas y peligrosas de forma repetida". El bebe quedó ingresado.

Ante todo esto y sabiendo la madre de la pequeña que las única personas que podrían haber realizado los hechos delictivos narrados, sería su cuidadora y su entorno, presentó la oportuna denuncia en la Comisaría de Policía Nacional.

Las primeras investigaciones apuntaron hacia el entorno de la cuidadora, ya que la niña se quedaba en el domicilio de la niñera mientras la madre trabaja. En el mismo vivían, además de la cuidadora, su pareja, hijo y padre.

Las pesquisas policiales, las declaraciones de los facultativos y de la madre, así como los partes facultativos llevaron a los agentes policiales a la detención de los tres miembros de la familia que se hacía cargo de la menor cuando su madre se ausentaba por motivos laborales.

La investigación policial fue llevada a cabo por el GRUME de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Policía Nacional de la Jefatura Superior de la Región de Murcia.