Actualizado 12/11/2012 15:26

Rivera (C's) constata la "esquizofrenia" socialista tras las palabras de Iglesias sobre nacionalismo

Marcelino Iglesias (PSOE) y Pere Navarro (PSC)
EUROPA PRESS

BARCELONA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El candidato de C's a las elecciones catalanas, Albert Rivera, constata la "esquizofrenia política de los socialistas", después de el senador y expresidente de Aragón Marcelino Iglesias (PSOE) culpara el domingo a los 'hipernacionalismos' de 100 millones de muertos en las dos guerras mundiales.

Muestra de esta esquizofrenia --en palabras de Rivera-- es que en el mismo acto estaban sectores a favor de un Estado catalán y Àngel Ros (PSC), "que defiende un referéndum independentista", además de la ausencia de la plana mayor del PSOE en la campaña.

"Si el PSC baja tanto en las encuestas es porque, si alguien oye a Iglesias y a Ros en el mismo acto, puede pensar que son de dos partidos diferentes", ha razonado el líder y candidato de C's.

Asimismo, ha opinado que el retroceso del PSC que apuntan los sondeos es un problema para los partidos que se oponen a la independencia, en alusión a la posibilidad de que sumen fuerzas en el Parlament: "Deben reflexionar qué quieren ser de mayores y qué discurso harán después de las elecciones", ha dicho en rueda de prensa en ACN.

PACTO DE ESTADO

En cuanto a la reunión este lunes entre el Gobierno central y el PSOE para abordar los desahucios, les ha reclamado que impulsen de forma "muy urgente" un pacto de Estado para que, en el marco de la reforma financiera, se incluya la modificación de la ley hipotecaria y mecanismos para que las entidades financieras intervenidas den crédito a las empresas con proyectos viables.

Sobre la huelga general del miércoles, ha afirmado que la secundarán porque "sobran motivos para hacer huelga" --paro, impuestos, falta de crédito--, y ha precisado que C's no realizará actos de campaña pero tampoco se situará tras la pancarta de patronales y sindicatos mayoritarios, a quienes acusa de contribuir a la situación actual por no llegar a acuerdos en tres años.