Actualizado 21/05/2007 11:00 CET

27-M.- Bernal (CHA) confía en gobernar "para todos los aragoneses" tras cuatro años de implantación en el territorio

El candidato nacionalista a la DGA dice que Iglesias "ha tenido fortuna" hasta ahora y propone conformar un Gobierno de izquierdas

ZARAGOZA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato de Chunta Aragonesista (CHA) a la Presidencia del Gobierno de Aragón, Chesús Bernal, manifestó su confianza en gobernar "para todos los aragoneses" tras las elecciones autonómicas del próximo 27 de mayo y después de cuatro años de trabajo de la formación nacionalista para implantarse en el territorio.

En el transcurso de una entrevista concedida a Europa Press, el candidato de Chunta reconoció que "es difícil gobernar Aragón sin formar parte del paisaje" no sólo en Zaragoza, sino también en el resto de la Comunidad. Bernal dijo que en el recorrido que hace por Aragón desde hace cuatro meses, con motivo de las elecciones, la "gente" le ha transmitido "ilusión" por el proyecto nacionalista.

"No pasas de 180 a 486 candidaturas por casualidad", prosiguió Bernal, quien aprovechó para restar importancia a las "auténticas porras" demoscópicas, las encuestas electorales, y predijo un "crecimiento generalizado" de la formación nacionalista.

A esto añadió que "la mies es mucha, pero ya vamos teniendo más brazos", en parte porque los ciudadanos han podido "contrastar cómo gobernábamos" Ayuntamientos, Consejos Comarcales y Diputaciones Provinciales. La situación actual es la de una "marea que va subiendo".

La "gran lección" de las anteriores elecciones, las de 2003, fue la de la necesidad de estar implantados en el territorio para poder gobernar toda la Comunidad y "ahora formamos parte del paisaje de Aragón en todo el territorio y en las tres provincias", indicó.

Sobre su implantación en los pequeños municipios, Chesús Bernal dijo que "Dios los cría y ellos se juntan", es decir, que "incluso en los pueblos más pequeños, donde parece que hay gente quieta, acaba habiendo gente dinámica que dice, 'vamos a darle a este pueblo un poco de marcha".

Chesús Bernal apostó por impulsar el medio rural con la aprobación de una Ley de Desarrollo Rural y no sólo agrario, para facilitar el acceso a los servicios públicos básicos, sobre todo los educativos y sanitarios, pero también llevar "todos los rincones de Aragón" la banda ancha.

También comentó el desarrollo de la provincia de Teruel y dijo que es necesario "articular fórmulas de tejido socioeconómico", esto es, no construir "moles de ladrillo" en algunos pueblos de montaña, que tendrán vida "durante muy pocos meses".

Chesús Bernal prosiguió hablando de la política local al considerar que "el gran fallo" del actual Gobierno de coalición PSOE-PAR ha sido que "han hecho primar a determinados municipios porque eran de un determinado color" político, favoreciéndolos con la política de vivienda o de implantación industrial.

"Si CHA está en el Pignatelli, el Gobierno de Aragón será para todos los aragoneses", es decir, que "nuestro empeño es un desarrollo equilibrado, armónico, sostenible".

"FORTUNA"

Según el 'presidenciable' nacionalista, Marcelino Iglesias "en toda su trayectoria ha tenido fortuna", también en el momento económico, caracterizado en toda España por el desarrollo y la capacidad inversora del Estado. Pero "la cuestión no son sólo los resultados en términos absolutos, sino también relativos", es decir, si "ante una oportunidad socioeconómica, estamos aprovechando bien la oportunidad o no". En opinión de Bernal, "las cosas van lánguidamente al estilo marceliniano, navegando por el lago" y CHA prefiere que la 'barca' vaya "más rápida".

Chesús Bernal señaló que Extremadura tiene 200.000 habitantes menos que Aragón, pero "cuenta más" que la Comunidad aragonesa, en gran medida "porque también hay un plus de rasmia, de exigir", frente a lo cual Bernal situó "el estilo de Marcelino", que es el de "no incomodar a nadie, no incomodar a las fuerzas vivas, llevarse bien con aquel, el otro", una "manera de pastoreo" que "en determinados momentos no da todos los resultados" apetecidos.

Chesús Bernal vaticinó que "Chunta estará en el podium" de la victoria electoral, pero "ya veremos con quién". Si CHA gobierna, prosiguió el dirigente nacionalista, "ese amplio grupo de gente inquieta" de las ONG y colectivos sociales "tenga más posibilidades de acceso" a las políticas del Ejecutivo.

CANDIDATOS CONTRATADOS

Chesús Bernal volvió a denunciar que 200 candidatos del Partido Aragonés (PAR) habrian sido contratados por empresas públicas del Gobierno de Aragón a cambio, precisamente, de ser candidatos regionalistas. "Son fórmulas que me recuerdan al PRI mejicano", dijo Bernal, quien opinó que "esas prácticas clientelares hay que cortarlas en seco" y el presidente aragonés, Marcelino Iglesias "las ha consentido".

El candidato nacionalista opinó que "podemos poner todos los códigos éticos que queramos", pero "el problema es que alguien se ha creído que esto es un cortijo, que el Parlamento no pinta nada, que qué más da en un momento de amuermamiento social, donde todo les ha sido permitido".

Para mejorar la información que deben recibir los Grupos Parlamentarios, Bernal abogó por iniciar durante la próxima legislatura la reforma del Reglamento de las Cortes, "porque hay aspectos que se han quedado anquilosados".

Se trataría de "acomodar el paso parlamentario al paso ciudadano", porque "queda como algo decimonónico" el modo actual de abordar algunos asuntos, ya que "cuando llega, la gente ya se ha olvidado de muchos asuntos".

En cuanto a la función de control del Parlamento hacia el Gobierno, "si no hay un talante personal democrático", no puede haber más control "por más reformas del Reglamento que pongamos", dijo Bernal, en alusión a "tantos consejeros que huyen de venir aquí". Además, "hay un plus que tiene que ver con el presidente" y las decisiones que tome al respecto.

Chesús Bernal restó valor a las acusaciones formuladas por "algún bicandidato", el regionalista del PAR José Ángel Biel, quien afirmó que un Gobierno formado sólo por partidos de izquierda sería "hemipléjico". Al respecto, Bernal dijo que "hemiplejia es estar en un Gobierno y fomentar políticas de vivienda, de implantación de empresas sólo donde hay un determinado color".

En otro orden de cosas, Chesús Bernal se refirió a la reciente reforma del Estatuto de Autonomía de Aragón y dijo que, como en 1982 y 1996, "la apuesta mía es cuántos meses pasarán hasta que ellos mismos", los que impulsaron la reforma, reconocerán que ha sido escasa. "Lo que me preocupa es que hemos perdido una oportunidad muy importante".

"La pregunta" ante la reforma estatutaria es "en qué situación queda Aragón en relación con las Comunidades" Autónomas, y la respuesta es "peor" que en épocas anteriores, por cuestiones como las nuevas competencias a transferir o la financiación.