Actualizado 16/05/2007 01:59 CET

27-M.- Felipe González ve la campaña del PP "crispada y de reválida" porque no tiene "nada que reprochar" al PSOE

HUELVA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente del Gobierno Felipe González consideró hoy que la campaña del PP ante las próximas elecciones municipales está siendo "crispada y de reválida de los dirigentes populares ante las generales de 2008" porque no tienen "nada que reprochar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero".

En un mitin en Huelva ante unas 5.000 personas para apoyar la candidatura del PSOE liderada por Manuela Parralo a la Alcaldía de la capital, González destacó que Zapatero "está cumpliendo con su programa electoral, como ha hecho retirando las tropas de Irak o impulsando la igualdad, de forma que el PP sólo tiene el argumento del Estatuto catalán que rompe España -cuando el de Baleares dice lo mismo pero allí gobiernan ellos- o el terrorismo".

En este sentido, recordó que todos los presidentes de la democracia española han intentado una salida dialogada para acabar con el terrorismo, con "la única excepción de que José María Aznar lo denominó movimiento nacional de liberación vasca en lugar de terroristas, pero no hubo un solo socialista que se lo reprochara".

Tras destacar que los socialistas "tampoco le reprocharon sus excarcelaciones -y no prisiones atenuadas--, pese a que algunos de los beneficiados luego mataron a compañeros nuestros", reconoció "no entender cómo el PP ahora se atreve a traicionar el gran pacto de la democracia y a utilizarlo políticamente".

También criticó que el PP "haya tratado de paralizar el juicio del 11-M, lo que no he visto en ningún lugar en el mundo, pese a que la mejor investigación que se haya podido llevar a cabo en este sentido dio un resultado que ellos sabían cuando entregaron el poder, pero aún así han tratado de impedirlo, ayudando a terroristas internacionales que mataron a 200 personas".

A su juicio, "el problema es que no aceptaron la derrota de 2004, como tampoco lo hicieron en 1993, cuando encajar la derrota es la esencia de la democracia" y añadió que "no tenemos la derecha respetuosa con las instituciones que necesita la democracia de cualquier país, sino que ésta es cada vez más extremista".

En este punto, González reconoció haberse "equivocado con algunos y tuve unos corruptos, igual que reconozco que en el PP hay algunos honrados porque en todas partes se cuecen habas".

REVALIDA EN LAS MUNICIPALES

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, lamentó que el presidente del PP, Mariano Rajoy, y su presidente andaluz, Javier Arenas, "tengan como único argumento el terrorismo y lo usen para obtener un puñado de votos, que no es digno de los ciudadanos" y añadió que están haciendo de la campaña "una reválida para las generales y autonómicas porque no les interesan las ciudades".

Chaves defendió una campaña "sincera y honesta", tras lo que criticó que el PP "la esté convirtiendo en un lodazal político en el que se cuestionan pilares de la democracia, como hace Rajoy, que un día pone en duda la independencia del Tribunal Supremo, otro la del Constitucional y otro la de los jueces".

Tras poner de manifiesto que "por mucho ruido que arme el PP no puede tapar la realidad de Andalucía que se ha transformado aunque aún siga teniendo retos de futuro", recomendó al PP que, "si quieren tener credibilidad abandonen su oposición descabalgada cada vez más alejada a la derecha que, cuando quieran volver al centro, no lo encontrarán porque lo han perdido".

MOVILIZACIÓN AL VOTO

El ex presidente del Gobierno quiso hacer un llamamiento a la mayoría social para "que vote en la misma proporción que lo hace el de la derecha, y ganaremos", pero destacó la "importancia de ilusionar con un proyecto a los que votan al PSOE y a los que no porque gobernar es lograr un equilibrio".

A su juicio, Huelva es una ciudad "que está retrasada porque le falta un motor a su ayuntamiento que encarnará Manuela Parralo", a la que recomendó que haga "que los barrios voten y ganaremos como hace 25 años".

Chaves por su parte pidió que la ciudad "se incorpore al proyecto socialista de Zapatero en España y al suyo en Andalucía para transformar la ciudad", lo que defendió Manuela Parralo con su proyecto socialista "sólido, serio y generoso, que empieza en el presente pero que perfila el futuro".