27-M.- PP sospecha que PSOE pretende "decorar la visita de Zapatero a Murcia con un nuevo riego de socorro a regantes"

Actualizado 04/05/2007 20:58:24 CET
Actualizado 04/05/2007 20:58:24 CET

27-M.- PP sospecha que PSOE pretende "decorar la visita de Zapatero a Murcia con un nuevo riego de socorro a regantes"

MURCIA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PP a la Asamblea Regional, José Antonio Ruiz Vivo, dijo hoy, en rueda de prensa, "ver indicios razonables de sospecha, como ya viene siendo habitual, de que el PSOE pretende decorar la visita de José Luis Rodríguez Zapatero, el día 11 de este mes, a Murcia, con un nuevo riego de socorro para los regantes de la Cuenca del Segura".

Y es que, en su opinión, "la estrategia del PSOE consiste en hacer coincidir la presencia de 'ZP' con la autorización, por parte del Consejo de Ministros, de un riego de socorro", ya que, recordó, "lo hizo el pasado año con José Blanco y lo repetirá".

En este sentido, esperó que "en esta nueva ocasión que tiene Zapatero para plantear su política de agua, no defraude a los murcianos y se pronuncie, de una vez, sobre sus planteamientos en materia hídrica, dado que hasta ahora se desconoce".

Igualmente, criticó que "la estrategia del PSOE consista en montar el 'circo del chorrico'", y consideró "vergonzoso que la nefasta política hídrica del Gobierno haya provocado un ultimátum de los regantes".

"Lo más triste es que un colectivo como el de los regantes del trasvase Tajo-Segura --continuó-- haya tenido que llegar al límite y darle un ultimátum a este Gobierno por su nefasta política hidráulica".

En esta misma línea, el candidato del PP recordó que "desde que gobierna el PSOE se ha reducido el volumen de riego en casi un 90 por ciento y no llega agua del trasvase a pesar de que en los embalses de cabecera se almacenen más de 400 hectómetros cúbicos, 160 por encima del límite que marca la ley". "No se entiende que habiendo agua suficiente en cabecera, se tenga a los regantes en esta situación de incertidumbre", lamentó.

A su vez, puso de manifiesto que "lo que pretende Zapatero es castigar a aquellas comunidades autónomas que no le son sumisas", y dejó claro, entonces, que "a quien no castiga es a Cataluña, a quien ha obsequiado con tres trasvases desde el Ebro mientras que niega esa misma agua a las regiones del Levante español".

Por todo ello, argumentó que "la actitud que tiene este Gobierno en materia hídrica puede responder a un pacto oculto entre Zapatero, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona; y el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, para cambiar agua trasvasada por agua desalada".

Por último, Ruiz Vivo exigió al Ejecutivo de Zapatero "soluciones definitivas al problema del agua en la Región de Murcia y para ello debería tener muy en cuenta las proposiciones que le ha hecho en repetidas ocasiones el presidente Ramón Luis Valcárcel, como el trasvase desde el Tajo Medio y la conexión con la desembocadura del Ebro, conexión que los gobiernos de Valencia y Murcia se mostraron dispuestos a financiar".

"Todo esto, por supuesto, a la espera de que el líder del PP, Mariano Rajoy, gane las elecciones y recupere el Plan Hidrológico Nacional y por consiguiente, el trasvase del Ebro", concluyó.