Actualizado 16/05/2007 11:45 CET

27-M.- Revilla critica la falta de concreción de Zapatero sobre el tren de alta velocidad

Afirma que si lidera un "levantamiento pacífico" por el TAV le siguen "todos"

CABEZÓN DE LA SAL, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente regional y candidato del PRC a la reelección, Miguel Ángel Revilla, se declaró anoche "preocupado" ante la falta de concreción del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre el tren de alta velocidad (TAV) y afirmó que si lidera un "levantamiento pacífico" de la población en demanda de este proyecto le siguen "todos" los cántabros. "Tengo autoridad moral para hacerlo en Cantabria y en España", aseguró.

Tras conocer las manifestaciones realizadas por Rodríguez Zapatero en el mitin de Santander, Revilla justificó las dudas sobre el compromiso del Gobierno central con este proyecto, dado que las autovías han llegado a la Comunidad Autónoma "20 años más tarde que al resto de España". "Aquí dudamos de todos los Gobiernos", agregó el líder del PRC durante un mitin en Cabezón de la Sal.

No obstante también destacó que ahora existe "una ventaja" para lograr que el tren se haga, porque Cantabria "no es la región amodorrada y conformista de hace años" y cuenta con un presidente que es "el segundo más valorado de España".

Sin ocultar su preocupación, el líder del PRC explicó que esperaba escuchar de Rodríguez Zapatero que los tramos Valladolid-Palencia y Palencia-Alar del Rey del TAV, cuyos proyectos ya están redactados, se adjudicarían la próxima semana. "Si el tren llega a Valladolid y no se adjudica hasta Alar, yo me pongo en guardia", recalcó. Confesó además no entender por qué no se adjudican unos proyectos que ya están acabados y recalcó que "si se meten en un cajón, no valen para nada".

Asimismo, destacó que Cantabria "nunca ha pedido nada que no sea justo" y lo único que reivindica en este momento es que la alta velocidad llegue "el mismo día y a la misma hora que a Bilbao, Oviedo y La Coruña", para evitar que se repita lo ocurrido con las carreteras, dado que -insistió- "toda la periferia de España tiene comunicación con Madrid desde hace 20 años y nosotros todavía estamos pendientes de Pesquera-Reinosa".

UNA LLAMADA

Por otro lado, también reprochó al presidente del Gobierno de España que no le llamara al llegar a Cantabria, pues aunque el viaje ha tenido lugar en el marco de la campaña electoral los dos ocupan en este momento cargos institucionales. Revilla contrapuso esta situación con lo ocurrido en la campaña de 2004, cuando él ya era presidente y recibió a Zapatero, que "ni soñaba con serlo" -dijo-, en la sede del Gobierno.

Recordando este "detalle", cuestionó la razón por la que las campañas electorales "cambian a la gente". "Aunque estemos en elecciones, yo sigo siendo el presidente de Cantabria", concluyó.