27-M.- Villalba apuesta por políticas sociales a través de 500 medidas y casi 4.000 millones de inversión

Actualizado 05/05/2007 21:19:00 CET
Actualizado 05/05/2007 21:19:00 CET

27-M.- Villalba apuesta por políticas sociales a través de 500 medidas y casi 4.000 millones de inversión

TORDESILLAS (VALLADOLID), 5 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario regional del PSOE y candidato a la Presidencia de la Junta, Ángel Villalba, propuso 500 medidas y casi 4.000 millones de inversión para la mejora de las políticas sociales y la obtención de unos servicios públicos "de calidad".

Villalba, que hoy presentó el programa electoral socialista en un acto que se desarrolló en Tordesillas, señaló la importancia de una mayor protección a la familia, la garantía de asistencia a las personas en situación de dependencia, así como la integración de las personas con discapacidad y servicios para las personas mayores, entre otros aspectos.

Por un lado, el líder socialista, destacó las medidas "valientes" de apoyo a la familia y al nacimiento de sus hijos, por un lado, económicas, con ayudas de hasta 3.000 euros anuales para el primer hijo, 5.000 para el segundo y hasta 6.000 para el tercero, ayudas al nacimiento de 1.000 euros y otro tanto de deducción en la cuota del IRPF, subvencionar el coste de la escuela infantil en tanto no haya oferta pública suficiente, un transporte gratuito hasta los 18 años o la consideración de familia numerosa a partir del segundo hijo en el medio rural.

Por otra parte, en lo que se refiere a las medidas sociales, Villalba se centró en la sanidad, "pública, dotada de los mejores medios técnicos, que funcione con transparencia y que llegue a todos los ciudadanos".

NUEVAS COBERTURAS SANITARIAS

Así, afirmó que la propuesta es "especialmente ambiciosa" en lo que se refiere a la inversión en hospitales y centros de salud, con la "devolución" del Hospital de Burgos a la gestión pública, nuevos hospitales comarcales (ocho) o centros de alta resolución, así como convenios con otras comunidades para atención en centros limítrofes.

El compromiso, dijo, es que todo el mundo tenga centros sanitarios de atención especializada a menos de 30 minutos de su casa.

Además, aseguró que si los socialistas gobernaran habría una sanidad pública con más servicios como dentistas de cabecera, una segunda opinión médica garantizada o la generalización de habitaciones individuales y listas de espera transparentes.

En el mismo ámbito social, el dirigente socialista abogó por una educación para el futuro, con más colegios y más institutos, la modernización de los centros, 12.500 nuevas plazas de cero a tres años o la extensión generalizada del aprendizaje de un segundo idioma desde Primaria. Asimismo, apuntó a una Formación Profesional "a la carta" para las necesidades de desarrollo de cada comarca.

ATENCIÓN A LA DEPENDENCIA

En el apartado de los servicios sociales, el programa socialista recoge el desarrollo de una nueva ley para la atención a la dependencia a través de la que se proporcione teleasistencia para mayores de 75 años que lo soliciten, más cobertura del servicio de ayuda a domicilio y la ampliación de ésta a las familias con dificultades especiales.

Asimismo, se comprometió a multiplicar por dos la cobertura de plazas totales en centros de día y por tres las de responsabilidad pública.

En lo que se refiere a políticas de igualdad, abogó por la creación de un Instituto de la Mujer de Castilla y León, un nuevo centro de atención integral a las víctimas de la violencia y un plan de empleo para mujeres que acerque a los objetivos de la Cumbre de Lisboa, el 60 por ciento de tasa de empleo de las mujeres (80.000 más en 2011).

En el área cultural, Villalba apostó por reforzar las políticas de identidad y de la creación, con un modelo público de gestión cultural con la creación de centros y oportunidades nuevas en las artes escénicas y la música, artes plásticas y visuales, cinematografía y artes audiovisuales.

Entre algunos aspectos concretos, destacó la necesidad de que Castilla y León se convierta en referencia universal para la enseñanza del español y un patrimonio que sea referencia de marca de calidad para atraer a nueve millones de turistas.

Así, concretó que el plan de inversiones socialista contempla 400 millones de euros en Cultura, otro tanto para conservar, rehabilitar y dar nuevos usos al patrimonio y 100 millones del hasta ahora "nunca empleado" uno por ciento cultural.