Actualizado 19/11/2018 11:35 CET

Ábalos pide no hablar de indultos antes de que haya sentencia al 'procés' porque puede agravar las condenas

José Luis Ábalos interviene en los Desayunos Informativos de Europa Press en Mad
EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Especial Desayuno Informativo con Ábalos: noticias, fotos y vídeos

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se ha mostrado contrario a hablar de la posibilidad de indultar a los eventuales dirigentes independentistas que sean condenados por haber impulsado el 'procés' porque, entre otras cosas, podría provocar un agravamiento de la condena si el juez siente que su valoración de los hechos va a quedar en nada.

En los Desayunos de Europa Press, Ábalos ha advertido de que desde el discurso político no se deben imponer sentencias cuando ni tan siquiera se ha iniciado el juicio, un proceso que, para ser garantista, exige estar sometido a la "menor interferencia y presión" para su normal desarrollo.

Hablar de indultos por tanto, en su opinión, aparte de ser un intento de "instrumentalizar la justicia" para utilizarla con fines políticos hace un "flaco favor" a los encausados, a quienes algunos pretenden beneficiar mencionando la posibilidad de que sean indultados tras el juicio.

Y es que Ábalos ha argumentado que si un juez percibe que la consecuencia de su trabajo "va a terminar siendo nada" cuando él está convencido de la culpabilidad de los investigados pues quizás ese elemento le lleve a "agravar" la sentencia.

Preguntado por los incidentes de acoso político y violencia callejera en Cataluña que han tenido por objetivo el domicilio del juez que instruyó el caso del 'procés', Pablo Llarena, o a políticos de PP y Ciudadanos, además de algunas comisarías de policía, el ministro los ha enmarcado en el mismo nivel de violencia que sufrían las sedes del PSC y domicilios de alcaldes en las jornadas previas al 1-O.

RECHAZO DE LA VIOLENCIA CON "SERENIDAD"

Ábalos ha pedido que el nivel de rechazo sea el mismo que entonces mostraban los socialistas, que rechazaban estos actos "con serenidad" pero denunciando los hechos ante la policía para que se persiguiera a sus responsables.

Preguntado si ve motivos suficientes para ilegalizar a Arran, las juventudes de la CUP, más allá de "reprobar" sus acciones se ha manifestado incapaz de juzgar si su comportamiento justificaría su ilegalización.

A pesar de estos incidentes, el ministro considera que la situación en Cataluña es mejor que hace un año porque, en su opinión, la política del diálogo está ganando espacio frente al rupturismo.

Y ha hecho un llamamiento a la reflexión a PP y Ciudadanos, a quienes ha instado a recapacitar sobre su estrategia de pedir "mano dura" con los independentistas porque quizás no estén haciendo otra cosa que hacerle "el juego" a los que "habitan en el callejón sin salida del secesionismo".

Para leer más