Publicado 16/12/2021 20:20CET

Albares, "preocupado" por la inmigración en Canarias, espera la misma colaboración de Marruecos que en Ceuta y Melilla

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, en el Senado.
El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, en el Senado. - Jesús Hellín - Europa Press

Insiste en que la crisis con Marruecos "ha quedado atrás", pero que recuperar la relación va a llevar un tiempo "que no es mediático"

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha admitido este jueves que está "muy preocupado" por la llegada de inmigrantes a Canarias y ha mostrado su deseo de que la colaboración que, ha dicho, muestra Marruecos en materia migratoria en las fronteras de Ceuta y Melilla, se pueda desplegar también ante la afluencia de migrantes al archipiélago.

Así lo ha señalado Albares durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, donde ha comparecido para exponer las líneas generales de su departamento seis meses después de haber tomado el relevo de Arancha González Laya al frente del ministerio.

Sobre las relaciones con Marruecos se ha interesado especialmente el senador de Coalición Canaria Fernando Clavijo. En su respuesta, el ministro ha insistido en que España quiere tener "la mejor relación" posible con el país magrebí porque es un "socio estratégico".

Albares ha remarcado que ya el pasado mes de agosto Mohamed VI dio por superada la crisis abierta en primavera a raíz de la estancia en España para tratarse de Covid del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

YA NO HAY DECLARACIONES INFLAMADAS

"La crisis ha quedado atrás", ha asegurado el ministro, quien ha explicado que él mantiene una relación fluida con su homólogo marroquí y que "la Embajada de España ha vuelto a acudir con normalidad a los actos oficiales del Gobierno" del reino alauita.

A su juicio, "ya no hay declaraciones inflamadas", sino que hay "colaboración" en la frontera con Ceuta y Melilla, y el rey de Marruecos ha hablado de recuperar la relación. "La crisis ha pasado, ese momento de choque, y ahora hay que construir una relación de vecindad, que es compleja", ha comentado.

En este contexto, ha explicado que la intención del Ejecutivo de Pedro Sánchez es dar más "pasos" para "construir una relación más reforzada", una "relación del siglo XXI", según sus palabras. "Y eso va a tomar tiempo, que no es el tiempo mediático", ha precisado en otro momento.

A la pregunta de por qué Marruecos sigue sin nombrar representante diplomático en España si la crisis está superada, el ministro ha admitido que no tenía "respuesta". "Eso hay que preguntárselo al Gobierno de Marruecos", ha dicho.

LA PISCIFACTORÍA DE CHAFARINAS, ÚNICO CONFLICTO ABIERTO

También ha defendido al actuación del Gobierno en los asuntos relacionados con la delimitación de aguas. En relación con las perforaciones por las que le ha preguntado Clavijo, ha detallado que el Gobierno siempre pide informes al Instituto Hidrográfico y que, hasta ahora, éstas "siempre han quedado de lado de las aguas marroquíes".

"Si no fuera el caso, le aseguro que actuaremos en consecuencia como estamos haciendo en el caso de la piscifactoria de Chafarinas", ha dicho, recordando que ya se emitió una nota verbal de protesta a Marruecos, que se ha incoado un expediente sancionador a la empresa y que se está a la espera de la respuesta.

"Quiero mantener las mejores relaciones de vecindad, pero no le quepa la menor duda que los intereses de España los defenderé siempre", ha señalado en este sentido.