Actualizado 13/03/2007 18:31 CET

(Amp) 11-M.- Una testigo de los trenes que reconoció a Ghalyoun hace tres años dice ahora que era Ouhnane

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Una de las pasajeras del tren que explosionó en la calle Téllez de Madrid, la testigo protegida B-78, cambió hoy ante el tribunal su reconocimiento del acusado de la autoría material de los atentados Basel Ghalyoun, para el que la Fiscalía solicita 38.654 años de prisión, como el "chico" que ella vio el 11 de marzo de 2004 depositar una bolsa en el vagón en el viajaba y aseguró que la persona de aquella mañana era el huido Daoud Ouhnane.

"Ahora sé quien es, después de tres años", dijo y añadió que estaba "segura". La testigo, única persona que había reconocido a Ghalyoun como una de las personas encargada de colocar las bombas, vio por primera vez la foto de Ouhnane en un libro de su propiedad sobre el 11-M que aportó ante el tribunal. "Hace poco he encontrado un libro sobre el 11 de marzo y ahí está la foto del chico que estaba en el tren y creo que esa foto no la he visto antes", anunció.

La testigo protegida B-78 y víctima de los atentados consultó en la sala varias fotografías de los acusados por su relación con la masacre. Cuando llegó a la instantánea de Ghalyoun, que presentaba su firma, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, encargado del interrogatorio le preguntó: "¿ve ya a la persona del tren?" y la pasajera de los trenes respondió: "aún no lo veo".

Cuando se le inquirió sobre si la persona que ella había reconocido tras los atentados era esa o no la testigo indicó que Ghalyoun "era muy blanco" y que la otra personas "era más morena". "No es el chico que estaba en el tren", dijo, "se parece pero no es tan moreno".

La testigo explicó sus contradicciones y aseguró que tuvo dudas en el reconocimiento porque tras la masacre "no estaba bien de la cabeza" y "estaba muy nerviosa". Según explicó, prestó declaración ante la policía cuando se encontraba ingresada en el Hospital Doce de Octubre a consecuencia de las heridas recibidas por la explosión.

"Antes tenía dudas", añadió pero explicó que desde que adquirió el libro en una "tienda de periódicos", tiene absoluta certeza sobre la identidad de quien portó la mochila que explotó en la mochila de la calle Tellez. Sentenció además que la fotografía le dio "seguridad" para reconocer a esa persona. "Hace tres años que he estado buscando a esta persona por las calles, que miro las caras y busco a esa persona", describió la testigo.

Relató los sucesos de la mañana del 11 de marzo y dijo que tomó el tren en Alcalá de Henares sobre las 7:10 o 7:15 de la mañana con intención de bajarse en Nuevos Ministerios. Viajaba acompañada de su amiga Tinka, que murió a consecuencia de la posterior deflagración, ya que ambas se dirigían a su trabajo.

"Nos llamó la atención un chico que estaba en el tren y estaba muy cerca de nosotras. No hacía muchos frío y él llevaba gorro y bufanda, se fue a otro vagón y volvió otra vez", indicó y añadió que a pesar de la ropa de invierno le vio perfectamente la cara .

"AÚN LLEVABA LA BOLSA EN LAS MANOS"

"Era muy joven, moreno, con ropa normal de trabajador, un gorro, un abrigo negro, una bufanda igual que el gorro, hecha a mano", detalló la testigo, de nacionalidad rumana. Añadió que llevaba en las manos una bolsa normal de tela oscura con cremallera y un periódico. Como todo el vagón estaba lleno de gente su amiga y ella pensaron que buscaba un sitio para sentarse. "Se fue del vagón y luego regresó, cuando volvió se sentó muy cerca de nosotras, y llevaba aún la bolsa en las manos", añadió.

La testigo recordó que "el chico" puso la bolsa "muy abajo del asiento, como si la hubiera tirado muy abajo". Poco tiempo después Tinka, la amiga fallecida de la testigo, le dijo al apreciar que la persona que había visto ya no estaba pero que la bolsa aún seguí allí: "se ha dejado la comida". "Yo le dije que podía ser una bomba y ella me dijo que no", añadió.

Dos minutos más tarde explotó una bomba en el vagón contiguo. "Nos levantamos y empezamos a correr alejándonos de la bolsa", relató la testigo pero --añadió "explotó algo más y no me acuerdo de nada". "Mi amiga murió en el acto", explicó la testigo que añadió que ella aún tiene secuelas a consecuencia de las heridas recibidas.