Actualizado 22/10/2021 18:06 CET

Sánchez apoya a Calviño y responde a Podemos que no hay injerencia pues la reforma laboral afecta a varios ministros

21 October 2021, Belgium, Brussels: Spanish Prime Minister Pedro Sanchez arrives for the European Union summit at The European Council. Photo: Pool Nicolas Maeterlinck/BELGA/dpa
21 October 2021, Belgium, Brussels: Spanish Prime Minister Pedro Sanchez arrives for the European Union summit at The European Council. Photo: Pool Nicolas Maeterlinck/BELGA/dpa - Pool Nicolas Maeterlinck/BELGA/d / DPA

Evita hablar de derogar la reforma laboral como afirmó en el Congreso del PSOE y dice que se "actualizará" el marco laboral

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha respondido a Unidas Podemos que no existe una intromisión de la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, en la negociación sobre la reforma laboral, pues es un asunto que compete a todo el Ejecutivo como ocurre con los grandes proyectos, como los Presupuestos Generales del Estado o la Ley de Vivienda.

Sánchez ha mostrado su compromiso para "actualizar" el marco laboral, pero ha evitado el término "derogar" que empleó en el discurso de clausura del Congreso Federal, el pasado domingo en Valencia.

En una rueda de prensa desde Bruselas, Sánchez ha especificado que esta norma implica al menos a cinco departamentos, los cuales deben "actualizar" el marco normativo del mercado laboral: Trabajo, Economía, Educación, Inclusión y Seguridad Social y Hacienda.

"No hay intromisión, lo que hay es una colaboración, una coordinación y un aporte de los ministerios para que sea efectiva la reforma del mercado laboral", abundó el jefe del Ejecutivo.

Sánchez ha contestado desde la capital comunitaria a la solicitud de reunión urgente de su socio de coalición, en el marco de la mesa de coordinación del acuerdo de gobierno, tras criticar la intromisión de la titular de Economía en las competencias de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz.

DEROGAR O ACTUALIZAR

En este sentido, ha aludido a que la futura ley que cambiará el marco laboral afecta a "muchos ministerios" que tienen que "colaborar, coordinarse y aportar", y que esa es la "orden" que ha dado a todos los departamentos del Ejecutivo.

Asimismo, ha indicado que existe un consenso claro en el Ejecutivo de coalición sobre este asunto. Así, en materia de plazos comparten el compromiso de que la nueva normativa esté lista antes de que finalice el año, mientras que en el apartado de contenidos el objetivo es "eliminar muchos de los males" que atañen al mercado laboral que la reforma del PP agravó.

Por tanto, argumentó que la envergadura de este tema es similar a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado o la futura Ley de Vivienda, donde no solo forman parte los ministerios que ostentan estas competencias sino otros departamentos.

PODEMOS PARTICIPÓ EN LOS PGE Y EN LA LEY DE VIVIENDA

De esta forma, ha aludido al papel que ha tenido Podemos, a través del secretario de Estado Nacho Álvarez, en la negociación en las cuentas públicas con el Ministerio de Hacienda o el papel de la ministra y líder de la formación, Ione Belarra, en la confección junto a Transportes de la futura Ley de Vivienda.

Sánchez ha señalado que esta forma de proceder, implicando a varios ministerios, es "más laboriosa", pero a la postre también "más efectiva" para culminar "el desmontaje de la reforma laboral del PP, donde tiene que imperar el diálogo entre distintos ministerios, pues existen ramificaciones que entrañan a otros departamentos".