Actualizado 15/06/2007 20:24 CET

ANV gobernará, desde mañana, en 17 localidades vascas y en 15 podría hacerlo en minoría o mediante pactos

BILBAO, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

ANV gobernará, desde mañana, en las 17 localidades vascas en las que ha logrado la mayoría absoluta de las 32 localidades en las que ha vencido en estas elecciones municipales, mientras que en otros 15 en los que ha sido la fuerza más votada podría gobernar en minoría o precisaría de pactos si quiere obtener la Alcaldía.

En Alava, sólo presidirá el Ejecutivo local, con seguridad, en un pueblo, en Aramaio, en el que logró mayoría absoluta. En Bizkaia, venció en siete pueblos y en seis de ellos conseguirá gobernar en solitario (Ajangiz, Atxondo, Aulesti, Izurtza, Mallabia y Ubide), mientras que en Elorrio logró sólo un edil más (6) que el PNV (5), cuando el PSE-EE obtuvo 1 y otro Elorrioko Herritarren Aukera (Alternativa Ciudadana de Elorrio).

De los 24 de Gipuzkoa en los que fue la lista más votada, Acción Nacionalista Vasca logró la mayoría absoluta en 10 de ellos: Aizarnazabal, Aduna, Alegia, Anoeta, Itsasondo, Legorreta, Lezo, Oiartzun, Orexa e Ikaztegieta.

Necesitará cerrar cerrar pactos o podrá gobernar en minoría al no lograr la mayoría absoluta, en Hernani, Pasaia, Arrasate, Eskoriatza, Bergara, Urretxu, Soraluze, Zestoa, Billabona, Legazpi, Usurbil, Zizurkil, Belauntza y Antzuola.

En Hernani -histórico feudo de la izquierda abertzale que, tras la ilegalización, pasó a manos del PNV/EA-, ANV no logró la mayoría absoluta, pero consiguió ocho concejales, con lo que obtendrá la Alcaldía, ya que, para arrebatársela tendría que haber un pacto entre el resto de formaciones de la corporación: PSE-EE (con 3 ediles), PNV (2), EA (2), EB-Aralar (1) y PP (1).

En el caso de Pasaia -gobernado hasta 2003 por EH, para, después, ser gestionado por el PSE-EE-, ANV obtuvo 7 representantes, con lo que también se necesitaría un acuerdo entre el resto de formaciones para quitarle la Alcaldía: socialistas (5), PNV (2), EA (1) y EB-Aralar (1).

OTROS LUGARES

En otros lugares, como en Arrasate o Bergara, la oposición podría gobernar si se produjera un pacto entre el tripartito, PNV y EB o Aralar y los jeltzales con el PSE-EE. En Arrasate, ANV logró 7 ediles, seguido de PSE-EE y PNV, cada uno con cuatro, y EB con tres.

En cuanto a Bergara, Acción Nacionalista Vasca consiguió 6 concejales, seguido de PNV con 5, de Aralar con 3, del PSE-EE con 2 y de EA con uno. En casos como el de Urretxu, el histórico partido podría perder el gobierno municipal si PNV y EA pactan.