24 de febrero de 2020
 

ANV votará en Pamplona a la candidatura alternativa a UPN "sin acuerdo previo" y con la "nariz tapada"

Actualizado 31/05/2007 21:18:21 CET

PAMPLONA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La concejala electa por ANV del Ayuntamiento de Pamplona, Mariné Pueyo, anunció que el sábado 16 los dos ediles de la formación votarán a favor de la "candidatura alternativa" a UPN que se proponga, "sin acuerdo previo" y con la "nariz tapada".

A partir del día siguiente a la investidura, la intención de ANV es "abordar en profundidad elementos de la actividad municipal" que quieren alrededor de sus demandas, que son, el "giro" a la izquierda y el proceso de "solución democrática al conflicto".

Mariné Pueyo señaló en rueda de prensa que, "rotundamente", su partido no va a permitir "en ningún supuesto" que los regionalistas sigan gobernando la ciudad y señaló que ANV hará "todos los esfuerzos posibles" para lograr un "nuevo ciclo político".

Al respecto, señaló que su sentido de voto constituye una "tremenda generosidad", dado el "difícil contexto" de la izquierda abertzale. Pidió a PSN y Nafarroa Bai que no "defrauden" a la ciudad "y no tiren por tierra la decisión".

Pueyo mostró su deseo de que la oportunidad conseguida, esto es, que Yolanda Barcina carezca de mayoría absoluta y las posibilidades de cambio, se conviertan en realidad. ANV mantendrá durante la semana que viene encuentros con colectivos sociales y el sábado mantendrá una asamblea con su militancia.

Mariné Pueyo compareció en rueda de prensa acompañado por Piru Zabaltza, que ocupó el número 4 en la lista de ANV. No aceptó preguntas para que su mensaje quedase "claro" y porque habrá oportunidades en los próximos 15 días, dijo, para aclarar dudas.

Como se sabe, el Ayuntamiento de Pamplona ha quedado configurado por 13 concejales de UPN, 8 de Nafarroa Bai, 4 de PSN y 2 de ANV. Para evitar que Yolanda Barcina continúe al frente del consistorio, la alternativa pasa por que PSN y ANV apoyen la investidura de Nafarroa Bai, de Uxue Barkos.

La candidata ya adelantó que aceptará los votos de ANV sin pacto previo y que para cualquier acuerdo posterior requerirá de este partido una condena "inequívoca" del terrorismo, ya que, según dijo, "jamás" gobernará ni pactará "con quien no sea capaz de hacer una repulsa firme e inequívoca de la violencia". PSN analiza su política de pactos y todavía no se ha posicionado.