29 de marzo de 2020
 
Actualizado 14/11/2008 16:27:52 CET

Aplazan a 2009 la vista contra el hijo del empresario Juan Asensio por la muerte del escolta

ALMERÍA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La vista oral contra Juan José Asensio García, para quien el fiscal solicita 12 años de prisión por la muerte en plena calle de Antonio B.C. --alias 'El Chino'--, a quien al parecer tiroteó por su relación con el asesinato en 2004 de su padre, el empresario almeriense Juan Asensio, ha sido aplazado por segunda vez ante la imposibilidad de uno de los letrados para asistir a la sesión prevista para el próximo lunes en la Audiencia Provincial de Almería.

Fuentes judiciales confirmaron a Europa Press que el juicio, que en principio se fijó para julio del presente año y tuvo que ser prorrogado por incomparecencia de tres de los testigos, dos peritos y uno de los policías nacionales que participó en la instrucción de la causa, está previsto se celebre entre los días 23 y 25 de febrero de 2009 ante el tribunal de la Sección Segunda que preside el magistrado Juan Ruiz-Rico.

El Ministerio Público considera al principal acusado en la causa, de 53 años y en prisión provisional, autor de un delito de homicidio según el artículo 138 del Código Penal, por el que pide también la imposición de multa de 120.00 euros en concepto de indemnización a la familia del fallecido.

La víctima, que entonces contaba 54 años, moría el 14 de junio de 2004 horas tras recibir tres impactos de bala por parte del Juan José Asensio García, quien, según consta como probado para la Fiscalía, le disparó a menos de diez centímetros de distancia y con ánimo de acabar con su vida.

El tiroteo se desencadenó en la céntrica Avenida Federico García Lorca de la capital minutos después de que víctima y agresor iniciasen un intercambio de insultos y golpes, en el que se vio implicado un tercero, Roberto L.D., para quien el fiscal solicita un año y seis meses de prisión por un delito de lesiones contra el hijo del empresario asesinado.

En concreto, Antonio B.C. circulaba como copiloto en un todoterreno conducido por el otro acusado cuando, al parar a la altura de un semáforo en rojo, se encontraron mientras éste transitaba por la calle con el hijo de su ex empleador, con el que el escrito de calificación reconoce mantenían "discrepancias personales por conductas anteriores".

Ambos comenzaron entonces a insultar con expresiones como "maricona" e "hijo de puta" a Juan José Asensio García, al tiempo que le mostraban sendas armas de fuego, por lo que presuntamente el homicida se acercó al jeep por el lado del conductor y golpeó a este en la cabeza con una revista.

A continuación, según añade la Fiscalía, tras mantener un breve forcejeo por la ventanilla, Roberto L.D se bajó del vehículo y propinó un fuerte puñetazo a Asensio, a quien, con ayuda de Antonio B.C., introdujo cogido por el cuello en la parte posterior del todoterreno, donde continuaron golpeándolo.

En un momento de la paliza, el procesado consiguió zafarse y, empuñando una pistola con balas de nueve milímetros parabellum en la recámara, descerrajó al escolta de su padre tres tiros que le alcanzaron, dos de ellos en el hemitórax izquierdo, y un tercero en la región dorsal, lo que afectó a corazón y pulmón y le causó la muerte en el acto.

Juan José Asensio sufrió, asimismo, fractura de suelo orbitario izquierdo con herida de tres centímetros en el párpado inferior y la pérdida de dos dientes incisivos, lesiones para las que precisó asistencia y tratamiento médico durante 21 días y por las que el fiscal solicita de Roberto L.R. una indemnización de 4.000 euros.

ACUSACIÓN.

El hijo de empresario asesinado se enfrenta también a una petición de 15 años de prisión por parte de la acusación particular ejercida por el hermano de la víctima, que cifra en 60.000 euros la indemnización sin tener en cuenta lo solicitado por la viuda.

La calificación del bufete de abogados 'Luis Romero & asociados' no considera probado que existiese una agresión previa sino una mera discusión durante la que el principal procesado habría efectuado los tres disparos contra Antonio B.C. para, después, perseguir por la calle y a punta de pistola a Roberto L.D., quien "gracias a que pudo esconderse y a la rápida intervención de un agente de la Policía Nacional --concluye-- pudo salvar su vida".

Por su parte, la defensa de éste último --también ejercida por el mismo despacho de abogados-- solicita la absolución del delito de lesiones que el fiscal le imputa al discrepar de su relato de hechos y avenirse al contenido del escrito presentado contra el principal procesado.

CRIMEN SIN RESOLVER.

Una de las hijas de Juan Asensio ha pedido amparo al Tribunal Constitucional (TC) para que se reabran las diligencias judiciales encaminadas a esclarecer la autoría del crimen después de que el Juzgado de Instrucción número cuatro de Almería acordase el sobreseimiento provisional de la causa.

El cuerpo de Asensio, que falleció a los 71 años de edad, fue hallado por unas vecinas cuando regresaban a casa a las 02.45 horas de ese día, tendido en medio de un gran charco de sangre junto al ascensor del portal de su domicilio y con varias heridas de bala en la cabeza, que le provocaron la muerte.

La investigación del Cuerpo Nacional de Policía, que se encargó de la instrucción de las diligencias, apuntó entonces a un ajuste de cuentas como el móvil más probable del asesinato, si bien los hechos permanecen sin esclarecer puesto que no se ha detenido al autor.

Juan Asensio, quien era propietario de varios cines de la capital almeriense y arrendatario del Teatro Cervantes, cumplió condena en la cárcel de Alcalá Meco --donde fue compañero de celda de Mario Conde-- por el homicidio de un ciudadano belga y fue trasladado a la prisión provincial El Acebuche de Almería en tercer grado.

Posteriormente, en marzo de 1985, fue detenido por la muerte violenta de su ex mujer, contra la que un hombre disparó varios tiros a bocajarro en las inmediaciones de unos cines propiedad del empresario, si bien quedó en libertad por falta de pruebas.