Actualizado 29/07/2006 14:53 CET

Arenas demanda a Chaves una compensación para inversión por población en el Estatuto durante diez años de 4.500 millones

Pedirá el 'no' en el referéndum si no se alcanza el consenso, algo que no ve posible si se mantiene 'realidad nacional'

SEVILLA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha reclamado al presidente de la Junta, Manuel Chaves, en aras a lograr el consenso sobre la reforma del Estatuto de Autonomía, que en el apartado de financiación autonómica del texto se incluya "una cantidad de 4.500 millones de euros, que garantizaría una inversión en Andalucía en los próximos diez años acorde con la población". Arenas señaló que su partido pedirá el 'no' en el referéndum, previsto a principios de 2007, si no se alcanza el consenso, algo que no ve posible si se mantiene la expresión 'realidad nacional' para definir a Andalucía.

En una entrevista concedida a Europa Press, Arenas manifestó que el nuevo Estatuto de Autonomía tiene que "blindar unas cantidades para que no nos sigan quitando inversiones". Así, anunció que el PP presentará una enmienda en el Congreso de los Diputados, donde se empezará a tramitar en septiembre la proposición de Ley de reforma del Estatuto, para que se "establezca una compensación para inversiones, en los próximos diez años en Andalucía, en función de la población, de 4.500 millones", sobre todo, ante la reivindicación de comunidades como Cataluña de que la inversión se haga en función del PIB.

Esa cantidad, según recalcó, "es la que nos garantiza una inversión en los próximos diez años acorde con nuestra población".

Este pronunciamiento de Arenas se produce después de que el presidente de la Junta, Manuel Chaves, haya anunciado esta semana que el PSOE contempla "la posibilidad" de presentar una enmienda al Estatuto en el Congreso que limite a un periodo de siete años la financiación del Estado a la comunidad en función de la población.

En materia de financiación, según Javier Arenas, hay otras dos cuestiones "preocupantes", como son el hecho de que la 'deuda histórica' sigue sin resolverse y el riesgo de la "bilateralidad" en la negociación del nuevo sistema, cuando, para el dirigente popular, "hay que fortalecer la multilateralidad" y, en modo alguno, se puede apoyar un modelo que "signifique rebajar la suficiencia financiera de Andalucía.

De otro lado, Arenas quiso dejar claro que el PP no apoyará un texto estatutario en el que aparezca el término 'realidad nacional' para definir a Andalucía, toda vez que la mayoría de los andaluces considera "que la única realidad nacional es España", mientras lamentó que ese "error" de Chaves haya generado tantas "bromas y chistes" sobre la comunidad andaluza, además de "descrédito".

"Hoy por hoy, si mañana se celebrara el referéndum, la posición del PP sería contraria", dijo Arenas, que recalcó que, "si no se consigue el consenso sobre la reforma, la posición del PP será contraria en el referéndum".

Además, el dirigente popular señaló que para que haya consenso en torno al Estatuto, "todos los temas deben estar abiertos", incluido el de la 'realidad nacional' que aparece en el preámbulo del texto, porque, en modo alguno, se puede pretender "imponernos el pacto PSOE-IU". "Si Chaves quiere consenso, hay que hablar de todo en la reforma del Estatuto", sentenció.

EL PSOE "CORREGIRA" EL ESTATUTO

Arenas se mostró convencido de que, durante el trámite del nuevo Estatuto en el Congreso de los Diputados, los socialistas van a "corregirlo para que no le moleste nada al nacionalismo catalán, que busca la asimetría para que Cataluña esté siempre por encima de todas las comunidades y, por supuesto, de Andalucía". "Se corregirá, por parte del PSOE, para que los nacionalistas se queden contentos y tranquilos", apuntó.

Agregó que habrá que ver si, en el trámite de las enmiendas en el Congreso, Chaves se deja "ayudar" para conseguir un Estatuto de primera, porque el texto que se ha remitido a la Cámara Baja, fruto del acuerdo entre PSOE e IU, es de "segunda" y condena a los andaluces a la "desigualdad y a la insolidaridad".

Añadió que si él fuera Chaves, no se tomaría vacaciones este año, sino que dedicaría todo el mes de agosto a intentar buscar fórmulas que permitan el acuerdo, si bien se mostró seguro de que el presidente no hará eso porque para él unas "vacaciones muy amplias son sagradas".

A su juicio, en este momento, todas las energías de los políticos andaluces deben concentrarse en la búsqueda del consenso, ya que es "mucho mejor no tener cambio de Estatuto" a una reforma del texto sin consenso, que traiga "discordia y enfrentamiento".

Cualquier reforma del Estatuto que no sea consensuada, siempre tiene como consecuencia un texto de "segunda", indicó Javier Arenas, para quien todos los partidos políticos tiene una "cierta responsabilidad" en la modificación estatutaria, si bien la búsqueda del consenso es "básicamente la responsabilidad de quien impulsa la reforma, en este caso, Chaves".

Insistió en su mensaje de que la sociedad andaluza está viviendo "de espaldas" al debate de la reforma del Estatuto porque es muy consciente de cuáles son los retos de futuro de la comunidad y de que "ninguno de ellos se va a resolver con un cambio" en el texto estatutario.