Publicado 11/03/2021 13:08CET

Arrimadas rechaza las "falsedades" de Ayuso y dice que si Cs quisiera moción de censura, la habría impulsado

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en una rueda de prensa en la sede del partido en Madrid.
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en una rueda de prensa en la sede del partido en Madrid. - Eduardo Parra - Europa Press

Acusa a la presidenta madrileña de "jugada partidista" y dice que Moreno y Mañueco saben que Cs quiere mantener los gobiernos con el PP

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha acusado este jueves a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de decir "falsedades" por afirmar que ha convocado elecciones anticipadas en la región para adelantarse a una moción de censura de PSOE y Cs. Según ha argumentado, si la formación naranja hubiera querido impulsar esa iniciativa en Madrid contra el PP podría haberlo hecho, en vez de negarse como hizo siempre.

"Ayuso no ha podido decir más falsedades, no había ninguna moción de censura en Madrid", ha declarado en una entrevista en la cadena COPE, recogida por Europa Press. "Si nosotros hubiéramos querido hacer una moción de censura" en esa comunidad, ya la habríamos presentado, a la vez que en Murcia o antes", ha añadido.

En paralelo al adelanto de los comicios por parte de la presidenta madrileña --tras romper Cs sus acuerdos de gobierno con el PP en la Región de Murcia y el Ayuntamiento de la capital--, el PSOE y Más Madrid registraron en la Asamblea sendas mociones de censura contra ella.

Arrimadas considera que Díaz Ayuso --que ha destituido a su vicepresidente, Ignacio Aguado, y a todos los consejeros de Ciudadanos-- "ha decidido romper un gobierno porque lo tenía ya pensado" y que el decreto de convocatoria de elecciones "lo tenía redactado desde hace mucho tiempo".

"Es una decisión absolutamente irresponsable" y "va a quedar como lo que es, una jugada partidista que nos tendría que abochornar a todos", ha concluido.

Cs SOLO QUERÍA MOCIÓN DE CENSURA EN MURCIA

Por otro lado, la líder de la formación naranja ha indicado que este miércoles habló con los presidentes 'populares' de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, y de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, con los que Cs comparte los gobiernos autonómicos.

"Ellos tienen claro" que la ruptura de Ciudadanos con el PP en Murcia "se circunscribe a una situación muy concreta de la que ya no podíamos seguir siendo cómplices y que esto no ha afectado para nada a sus territorios", ha destacado. En cambio, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha decidido "poner todo patas arriba en un gobierno que funcionaba muy bien", dejando "descabezadas consejerías muy importantes" ante la crisis del coronavirus, ha lamentado.

Respecto a Castilla y León, Arrimadas se ha desvinculado de la moción de censura que el PSOE registró el miércoles contra Fernández Mañueco y ha recalcado que Cs votará en contra. Cuando le han preguntado por la Comunidad de Madrid --donde aún no está claro si finalmente se votará una moción de censura o si habrá elecciones--, ha respondido: "Nosotros no hemos hablado con el PSOE ni tenemos intención para nada de que prospere ninguna moción del PSOE ni en Castilla y León ni en ningún otro sitio".

En cuanto a posibilidad de unos nuevos comicios autonómicos, ha indicado que en Ciudadanos no están pensando ahora en ese escenario y lo que les gustaría es que Díaz Ayuso "recapacitara" porque sería "lo mejor para los madrileños".

NO SE PODÍA "TAPAR" LA CORRUPCIÓN DEL PP EN MURCIA

La presidenta de Cs ha reiterado que si su partido ha acabado aliándose con el PSOE en Murcia para presentar sendas mociones de censura contra el PP en la Asamblea y en el Ayuntamiento y gobernar juntos, ha sido por un "incumplimiento reiterado y flagrante" del acuerdo de gobierno por parte del PP en cuestiones de corrupción y por el escándalo de los altos cargos que se vacunaron contra el coronavirus antes de que fuera su turno.

Sobre la situación en el Ejecutivo municipal, ha recordado que el teniente de alcalde, Mario Gómez (Cs), detectó irregularidades en contratos del Ayuntamiento y lo denunció ante la Policía, tras lo cual ha sufrido "acoso y espionaje" y ha sido objeto de una querella del PP.

"Nuestros compañeros" de Murcia llevaban mucho tiempo diciéndonos que la situación era insostenible", y "desde (la Ejecutiva) nacional hemos intentado hasta el último momento evitar" el desenlace actual y mantener las coaliciones con el PP, "pero ha sido imposible", ha explicado, precisando que en los contactos con el PSOE no ha habido conversaciones directas entre ella y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Arrimadas ha insistido en que la formación naranja no quería "mirar para otro lado" ante esas prácticas del PP, "taparlas y ser cómplices", aunque eso hubiera sido "lo fácil", y se ha mostrado convencida de que muchos españoles coinciden en que eso no se debe permitir.

"Hay gente que no quiere corrupción ni del PP ni del PSOE", pero "parece que estamos en una España bipolar donde si eres de mi supuesto bando te perdono todo" porque "con tal de que no gobierne la izquierda o que no gobierne la derecha, todo se puede tapar", ha manifestado.

Pero, según ha recalcado, Cs no está en política para eso, y como presidenta va a seguir defendiendo que hay que hacer "lo correcto" y "lo ético" aunque sea "difícil y duro" y haya quienes no lo comprendan.

Respecto al secretario general del PSOE en Murcia y delegado del Gobierno en la región, Diego Conesa, investigado por un presunto delito de prevaricación administrativa cuando era alcalde de Alhama de Murcia por no tramitar una denuncia de tráfico presentada por el sargento de la Policía Local, Arrimadas ha asegurado que a los socialistas les van a plantear "los mismos requisitos éticos" que exigieron al PP en los pactos firmados en Murcia, para que no haya ningún imputado en los gobiernos.