Actualizado 29/07/2006 14:58 CET

Arzobispado Mérida-Badajoz agradece esfuerzo de los que trabajan en verano para que el resto disfrute sus vacaciones

MÉRIDA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Arzobispado de Mérida-Badajoz ha mostrado su agradecidimiento a todas aquellas personas que en estas fechas estivales no descansan y continúan trabajando, para atender a los que sí disfrutan de sus vacaciones.

En el editorial de esta semana del semanario "Iglesia en camino" de la Diócesis de Mérida-Badajoz, recogido por Europa Press, resaltan que "la apariencia de cierre no es sinónimo de abandono", ya que durante estos días los ciudadanos siguen encontrando atención en los centros públicos a todos los niveles, e incluso "si salimos de vacaciones hay gente que ha prescindido de las suyas, por lo menos en estas fechas, para atendernos en las nuestras".

Por eso recuerdan que la tregua de julio y agosto requiere del sacrificio de mucha gente que sigue cumpliendo con su trabajo para que los demás puedan disfrutar de su descanso estival.

Ante esta situación, desde el Arzobispado quieren mostrar su agradecimiento a estas personas que continuan trabajando, "aunque el calor y la falta de sueño retuerzan nuestros ánimos más de un día", y por otro lado, aprovecha para invitar a la reflexión sobre lo importante que es la armonía en la sociedad "al ver cómo las cosas funcionan gracias a que cada uno esté en su sitio, sobre todo cuando estar en su sitio y haciendo lo que tiene que hacer supone un esfuerzo añadido", aseguran.

Así, aseguran que aunque, principalmente en las ciudades, "tengamos la impresión de que se paraliza el mundo durante unos días, lo cierto es que únicamente asistimos a una metamorfosis reversible y controlada", asevera.