21 de febrero de 2020
 

Así ha funcionado la 'puerta giratoria' del sector público al sector privado esta legislatura

Actualizado 08/02/2015 21:36:57 CET

MADRID, 8 Feb. (EDIZIONES) -

Un total de 84 ex altos cargos han recibido autorización del Gobierno desde el inicio de la legislatura para dedicarse a la actividad privada.  Son casos del fenómeno conocido coloquialmente como 'puertas giratorias', altos cargos que se marchan a trabajar a una empresa privada tras cesar como responsables públicos.

En el caso de volver al ámbito privado en los dos años posteriores a su cese, los altos cargos cesados deben pedir el permiso del Gobierno para no caer en incompatibilidades. Este permiso no se requiere para volver a la función pública o continuar como cargos electos.

Analizamos en cuatro gráficos las autorizaciones concedidas por la Oficina de Conflictos de Interés del Ejecutivo desde el 1 de enero de 2012 y que han sido obtenidas por Europa Press a través de una petición al Portal de la Transparencia.

RED DE RELACIONES

En este gráfico puedes ver las relaciones entre los ministerios en los que trabajaban y las empresas a las que los altos cargos pidieron autorización para trabajar.

Puedes pasar el ratón sobre cada punto para ver en qué ministerio trabajaban los altos cargos y a qué empresas se fueron. Como puedes ver, los ex altos cargos de Economía e Industria son los que más echaron mano de este mecanismo para volver al sector privado.

Las compañías que aparecen en el gráfico son empresas para las que recibieron autorización, aunque en algunos casos no llegaron a irse.

SECTORES RELACIONADOS CON SU MINISTERIO

Aproximadamente la mitad de los altos cargos que han pedido autorización se ha marchado a trabajar a sectores relacionados con el ministerio para el que trabajaban --y en muchos casos con su actividad profesional previa--.

EMPRESAS ANTERIORES

Sólo una docena, un 14 por ciento, solicitó volver a la empresa para la que trabajaba previamente tras su cese.

TIPO DE EMPRESAS

En cuanto al tipo de empresas en dónde han recalado, el mayor porcentaje (el 17%) ha ido a parar a bufetes de abogados o asesorías, seguido de las consultorías (14%) o asesores para diversas empresas.

La mayoría de los que han pedido autorización desde 2012 son ex altos cargos del segundo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que cesaron a finales de 2011 o principios de 2012, y requerían de esta autorización para volver a la actividad privada.

Junto a ellos en la documentación aportada por el Ejecutivo hay una docena de altos cargos del PP, cinco diplomáticos, tres militares que pasaron a la reserva y 11 miembros de organismos reguladores.

Puedes ver el análisis completo realizado por Europa Press aquí.

Para leer más