Actualizado 06/11/2006 13:08

La Asociación Clara Campoamor denuncia que el Estado "pudo evitar la muerte" de Ofelia Hernández y "no lo hizo"

Un tribunal popular juzgará desde hoy a la ex pareja sentimental de Ofelia Fernández

BILBAO, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz, denunció hoy que el Estado "pudo evitar" y "no lo hizo" la muerte de Ofelia Hernández, asesinada en Durango el pasado año por su ex pareja sentimental, contra la que se inicia hoy el juicio en la Audiencia Provincial de Bilbao. Ruiz anunció que, si logran demostrarlo, pedirán la responsabilidad del Estado, mientras que precisó que para el acusado solicitan la pena de 24 años por un delito de asesinato.

Ruiz realizó estas manifestaciones momentos antes de que se diera inicio al juicio, con la designación de los miembros que compondrán el tribunal popular que juzgará al ex compañero sentimental de la víctima.

Ofelia Hernández fue acuchillada el pasado 15 de enero de 2005 por su ex compañero, al que, según recordó Blanca Estrella Ruiz, había denunciado en tres ocasiones y sobre el que pesaba una condena para no aproximarse a la víctima a 500 metros.

La asociación Clara Campoamor se presenta, al igual que el Ayuntamiento de Durango, como acusación particular en el caso. Blanca Estrella Ruiz indicó que su agrupación reclama para el presunto autor de los hechos una pena de 24 años por un delito de asesinato y también reclama condenas por otros delitos como malos tratos "continuados", quebrantamiento de condena o violencia doméstica, ya que cuando murió todavía no había entrado en vigor la nueva Ley de violencia de género.

"DENUNCIAS REITERADAS"

Blanca Estrella Ruiz afirmó que Ofelia Hernández había denunciado a su presunto agresor, que había sido condenado "reiteradamente" por quebrantamiento, y "no se tomaron las medidas para protegerle la vida".

Por ello, tras señalar que esperarán a ver cómo se desarrolla la vista oral, adelantó que probablemente pedirán la responsabilidad del Estado.

"Vamos a ver si aquí demostramos, como hemos demostrado en toda la instrucción, que el Estado puedo haber evitado esta muerte, como se han podido evitar muchas muertes este año. Si demostramos que el Estado pudo evitar la muerte y no la evito, vamos a pedir responsabilidad del Estado", agregó.

Blanca Estrella Ruiz afirmó que el acusado "sabía lo que hacía", y que a pesar de su condena de alejamiento "se acercó a ella para matarla". En este sentido, recordó que la ley establece que, ante casos de incumplimiento de este tipo de condenas, se puede ordenar el ingreso en prisión. "Eso fue lo que no hicieron con el asesino de Ofelia, le dejaron libre, libre para matar", añadió.

Blanca Estrella Ruiz aseguró que a Ofelia Hernández únicamente "le dieron una salida, seguir denunciando y planteando ante el juez la denuncia". "El juez le condenaba a él por incumplimiento, pero le dejaba en la calle, a su libre albedrío, a seguir amenazándola y, al final, matándola. La única salida que le dieron -según afirmó- fue un teléfono de comunicación directa con la policía".

Asimismo, denunció que hubo otro elemento que "agravó" la situación de Ofelia y es que se veía obligada a desplazarse todos los jueves desde Durango a Bilbao para entregar en un "lugar de encuentro" a su hija para que "el padre maltratador y torturador condenado pudiera pasar unas horas con su hija".

Blanca Estrella Ruiz, tras señalar que ambos tenían que "coincidir" en el autobús, aseguró que la orden de protección de violencia doméstica y la Ley de Violencia de Género también incluyen la posibilidad de "retirada" del régimen de visitas, algo que en "Euskadi no se está haciendo".

"A los torturadores condenados se les permite el régimen de visitas y a las mujeres se las condena a ir al lugar de encuentro a llevar a sus hijos y a correr peligro", manifestó Ruiz, quien denunció que la vida de Ofelia se "puso en peligro".