Actualizado 25/10/2007 21:06 CET

El Ayuntamiento de Ferrol sustituye la vidriera del consistorio con el símbolo franquista por el escudo municipal

FERROL, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Ferrol coloca hoy en la casa consistorial la vidriera con el escudo municipal que fue encargada para sustituir el escudo franquista que figuraba en la entrada principal del edificio.

La actuación se enmarca dentro de la iniciativa de retirada de símbolos franquistas promovida por la Concejalía de Cultura, que encabeza la portavoz de Esquerda Unida-Izquierda Unida, Yolanda Díaz, primera teniente de alcalde de la coalición de gobierno liderada por el socialista Vicente Irisarri. Ya con anterioridad, en el mes de septiembre, fue retirado el escudo franquista que presidía la entrada de la Biblioteca Municipal.

La nueva vidriera con el escudo municipal tuvo un coste de 4.477 euros y será situada sobre las escaleras de entrada de la casa consistorial de Ferrol. En el lugar, figura un cristal transparente que se colocó hace semanas para sustituir la anterior vidriera, que se encontraba deteriorada después de haber sido apedreada en varios actos vandálicos.

En declaraciones a Europa Press, la responsable de Cultura, Yolanda Díaz, destacó la "coherencia política" que suponen estas iniciativas de sustitución de elementos franquistas, ya que dan cumplimiento a las promesas electorales que realizaron las formaciones que sustentan el gobierno local.

"Por primera vez en la historia de la democracia de nuestra ciudad, se reconstruye parte de la historia y se elimina esa parte que no representaba a los vencidos y a las vencidas de la Guerra Civil", afirmó Yolanda Díaz, quien concluyó que se trata de "un avance importantísimo" y el "comienzo de una trayectoria que se va a llevar a cabo en aras de reconstruir la llamada memoria histórica".

CRUZ DE LOS CAÍDOS.

En esta línea, avanzó que la próxima intervención que se realizará será la sustitución de la Cruz a los Caídos, que figura en la céntrica plaza de Amboage, como uno de los últimos elementos franquistas presentes en un espacio público en la ciudad natal de Francisco Franco.

Yolanda Díaz avanzó que desde el departamento de Cultura se pretende sustituir la cruz por un monumento que sea "un homenaje a los que lucharon para una sociedad democrática y mucho más justa". Para ello, se convocará un concurso entre los artistas plásticos de la ciudad.