Actualizado 16/03/2021 16:00 CET

Aznar declarará finalmente por videoconferencia en el juicio de la 'caja b' del PP

El expresidente del Gobierno y presidente del IADG, José María Aznar (d)
El expresidente del Gobierno y presidente del IADG, José María Aznar (d) - Jesús Hellín - Europa Press

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que juzga el presunto pago de la reforma de la sede nacional del PP con dinero de la caja 'b', ha acordado que tanto el ex presidente del Gobierno José María Aznar como el ex ministro de Defensa Federico Trillo puedan comparecer como testigos en esta vista oral por videoconferencia.

De esta manera, Aznar evitará, como ya hizo el ex secretario general de su partido Ángel Acebes, tener que desplazarse hasta la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, por lo que se ahorra el riesgo que conlleva, ante la pandemia de coronavirus, comparecer ante una sala con un importante número de partes personadas.

En la providencia del tribunal, con fecha de este lunes, no se resuelve sin embargo sobre la petición del expresidente Mariano Rajoy que también quería acogerse a esa opción. Sí que da el visto bueno a las peticiones de declarar de forma telemática del exdiputado del PP Jaime Ignacio del Burgo y de la empleada de Unifica --la empresa que realizó las obras de la sede del PP de la calle Génova-- Noelia Fernández Muñoz.

Estos cuatro testigos, recuerda la Sala, invocaban el artículo 14.1 de la Ley 3/20 de fecha 18 de septiembre, que establece que "hasta el 20 de junio de 2021, inclusive, constituido el juzgado o tribunal en su sede, los actos de juicio, comparecencias, declaraciones y vistas y, en general, todos los actos procesales, se realizarán preferentemente mediante presencia telemática, siempre que los juzgados, tribunales y fiscalías tengan a su disposición los medios técnicos necesarios para ello".

La Sala apunta que el tribunal cuenta con los medios técnicos necesarios para que presten su declaración testifical de forma telemática y recuerda que sus declaraciones están previstas para el 23, 24 y 25 de marzo.

Tanto Aznar como Rajoy habían solicitado al tribunal poder declarar el próximo 24 de marzo por videoconferencia, porque de esta manera se evitaran el paseillo de entrada en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares. Dado que la Sala no tiene inconveniente en la petición de Aznar, es muy probable, según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, que la petición de Rajoy corra la misma suerte.

Hasta la fecha ya han sido varios los testigos que han solicitado --y la Sala les ha dado su visto bueno-- declarar de forma telemática. Uno de ellos ha sido Acebes, quien negó este lunes a preguntas de la Fiscalía haber tenido conocimiento de la existencia de una caja 'b' en el PP, así como haber percibido retribuciones en dinero negro, tal y como reflejan los conocidos como 'papeles de Bárcenas'. "Son rotundamente falsos y no se corresponden con la realidad", ha dicho sobre los apuntes del extesorero 'popular'.

Entre el centenar de testigos propuestos también están los exministros María Dolores de Cospedal, Javier Arenas, Francisco Álvarez Cascos y Rodrigo Rato, y el expresidente del Senado Pío García Escudero. Cualquiera de ellos, o su totalidad, podrían solicitar que su declaración fuera también por vía telemática para evitar así el riesgo de contagiarse de coronavirus al asistir a la vista.

LA PRIMERA CITA DE AZNAR EN LA AUDIENCIA NACIONAL

A pesar de que la comparecencia de Aznar quedará deslucida al ser por vía telemática, ésta será la primera cita del expresidente con la Audiencia Nacional. Cabe recordar que su declaración fue solicitada por la acusación popular ejercida por Asociación Abogados Demócratas por Europa (Adade), que este mismo lunes protestó porque Acebes había podido seguir las declaraciones previas a la suya a través de Internet.

No obstante, Aznar deberá explicar qué sabe sobre la presunta contabilidad paralela de los 'populares'. Fue en la comisión del Congreso que investigó la presunta financiación ilegal del PP, cuando aseguró que "no existe ninguna caja b" en su partido y negó el cobro o la orden de pagos de sobresueldos "ilegales" a dirigentes de la organización que presidió entre 1990 y 2004.

En cuanto a Rajoy, su testifical ha sido interesada por la misma acusación popular y por la de Izquierda Unida (IU). Fue precisamente Adade quien consiguió que este ex jefe del Ejecutivo compareciera ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzgó los primeros años de actividades de la trama Gürtel, que condenó al PP como partícipe a título lucrativo.

En aquella ocasión, en la que aún era presidente del Gobierno, afirmó que "jamás" supo nada de la presunta caja 'B' del PP porque su responsabilidad en el partido eran "políticas", no contables. Sin embargo, la Audiencia Nacional cuestionó la credibilidad a su testimonio y en su sentencia dio por acreditada la contabilidad paralela de la formación política, lo que provocó la moción de censura contra el Gobierno de Rajoy.