Bal confía en que el coordinador en Extremadura continúe en Cs y no siga la "corrupción" de Gragera y el PP en Badajoz

Edmundo Bal, acompañado por la diputada regional María Encarnación Martín Andrada.
Edmundo Bal, acompañado por la diputada regional María Encarnación Martín Andrada. - EUROPA PRESS
Publicado: martes, 3 enero 2023 15:20

MÉRIDA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados y candidato a liderar el partido como portavoz político, Edmundo Bal, ha mostrado su confianza en que el coordinador regional del partido, David Salazar, continúe en el proyecto de la formación naranja y no siga los mismos pasos del alcalde de Badajoz.

Bal se ha referido a esta cuestión en Mérida en un acto enmarcado en su campaña para liderar Ciudadanos, donde ha estado acompañado por un grupo de afiliados, entre ellos la diputada en la Asamblea María Encarnación Martín Andrada.

Entre ellos, por tanto, no se encontraba David Salazar, por quien ha sido preguntado, y sobre quien ha destacado que mantiene una "muy buena relación" y que es una "persona muy valiosa" quien, en todo caso, si pretende "cambiar de opinión, debe comportarse de acuerdo con las reglas propias de la democracia".

En este sentido, ha expresado que confía en que no dejará un proyecto en el que "ha invertido mucho tiempo de su vida", a la vez que le ha transmitido que uno de los objetivos de su candidatura es "recuperar gente descontenta" con este partido, antes de pedirle que se quede porque "con una nueva dirección vamos a volver a ilusionar a esta gente".

Afiliados al partido por los que ha dicho estar "muy preocupado", gente que "se siente sola", y que no han encontrado una respuesta en la dirección del partido tras el "flagrante caso de transfuguismo" de Badajoz.

"Hace falta descolgar el teléfono y llamar a Badajoz para preguntar qué esta pasando en el ayuntamiento con Gragera", ha dicho Bal, en referencia a un "problema" como es el del transfuguismo de "quienes se presentaron bajo unas siglas", y no con sus nombres y apellidos, sino bajo un programa de partido que es "un contrato con el votante" que hay que cumplir.

Un contrato sobre el que ha dicho que "si cambias de opinión, pues está muy bien pero tendrás que dejar el acta por el cual te votaron tus votantes", le ha espetado a Gragera, a quien reprocha que no abandone el cargo "y se aproveche para hacer publicidad de otro partido", el PP, con el que se presentará en las próximas elecciones.

"Es una corrupción, no hay otra palabra que lo exprese", ha recalcado Bal, porque "estás engañando a los que confiaron en ti en 2019".

Por este motivo se propone, si lidera el partido, volver a reforzar el pacto antitransfuguismo, para frenar a quienes como Gragera cambian de partido sin abandonar el cargo, y a partidos como el PP, porque, tal y como ha subrayado, "nadie se corrompe si nadie le ofrece algo".

En su opinión, y tal y como recoge el pacto antitransfuguismo, tienen la "misma culpa el que se corrompe como el que corrompe". En todo caso, y tras pasarse la vida, ha afirmado, "persiguiendo la corrupción de los dos grandes partidos" en España, no le "extraña" que el PP llegue a "esta situación de tener que comprar cargos de otro partido".

Por todo ello, y tras lo ocurrido en Badajoz, ha señalado que uno de los lugares que quiso visitar desde el principio durante la campaña fue Extremadura para "dar un abrazo" a sus compañeros que "lo han pasado muy mal", porque "no hay derecho a que la dirección del partido les haya dejado solos".