Baltar declara este lunes como imputado por supuesto delito de cohecho

Actualizado 06/07/2014 9:59:06 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El expresidente de la Diputación de Ourense José Luis Baltar Pumar está llamado a declarar este lunes, 7 de julio, ante la jueza instructora de la 'Operación Pokémon', Pilar de Lara, como imputado por un supuesto delito de cohecho.

   En primer término, José Luis Baltar había sido citado para el lunes anterior, al igual que otros 17 nuevos imputados, entre los que se encuentran cargos populares, socialistas y nacionalistas, pero no pudo acudir al coincidir con la primera jornada de otro juicio que tenía pendiente en la Audiencia Provincial de Ourense.

   En concreto, Baltar se ha sentado en el banquillo de los acusados por la supuesta contratación irregular de 104 personas en la Diputación que gobernó hasta principios de 2012 y que ahora dirige su hijo, Manuel Baltar Blanco.

   Tras finalizar el viernes este juicio en Ourense, en el que se dilucida si cometió prevaricación, Baltar Pumar está citado en Lugo por la Pokémon para el lunes a partir de las 10,00 horas.

UN CENTENAR DE IMPUTADOS

   La 'Operación Pokémon' supera el centenar de supuestos implicados en esta instrucción judicial que investiga una supuesta trama de sobornos de empresas a políticos para obtener concesiones de servicios públicos y renovarlas a lo largo de los años. En el epicentro se sitúan las empresas del grupo Vendex, cuyas actividades se investigan en esta pieza separada, aunque también la concesionaria del servicio de aguas Aquagest centra otras ramas de esta investigación, entre otras empresas salpicadas.

   Desde que la operación estalló el 20 de septiembre de 2012 con la detención de los entonces alcaldes de Ourense, Francisco Rodríguez (PSdeG); y de Boqueixón, Adolfo Gacio (PPdeG); y del expresidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil Francisco Fernández Liñares, la 'Operación Pokémon' ha salpicado a otros gobiernos locales de las ciudades más importantes de Galicia.

   Así, están imputados en esta operación los regidores de Lugo, José López Orozco (PSdeG), y Santiago, Ángel Currás (PP), aunque este último ya ha presentado su dimisión y está a la espera de ser relevado por Agustín Hernández. En la capital de Galicia fueron imputados varios ediles que ya han renunciado, así como el concejal socialista Bernardino Rama, mano derecha del exregidor Xosé Sánchez Bugallo. Por su parte, en A Coruña ya estaba imputado el teniente de alcalde, Julio Flores (PP), así como el concejal socialista José Nogueira.

   Aparte de los políticos y técnicos salpicados en estos ayuntamientos, también permanece imputado el alcalde de O Carballiño (Ourense), Argimiro Marnotes (PP), y se ha recabado información de la concesión de servicios públicos en otros múltiples consistorios como los de Ortigueira, Marín, Ponte Caldelas o Arzúa, entre otros, así como otros de Cataluña y Asturias.

OTROS AYUNTAMIENTOS

   En otros ayuntamientos más pequeños, como Ordes, también declaró como imputada la concejal de Educación y teniente de alcalde, Silvia Marín, del grupo independiente Unión por Ordes. En Cospeito, Manuel Pico Yáñez, que había sido elegido en la lista del PSdeG, fue llamado como imputado por su condición de empresario. Poco después de prestar declaración ante la jueza, presentó su dimisión Fernando Varela, que era concejal del BNG en el Ayuntamiento de Ourense.

   La 'Pokémon' también acabó por salpicar a Paula Prado, diputada autonómica que presentó su dimisión como portavoz del PPdeG tras meses de revelaciones sobre las investigaciones de las que fue objeto, aunque formalmente no ha sido imputada y declaró en calidad de testigo.

   Dentro de la propia macroinvestigación de la 'Pokémon' se han subdividido algunas operaciones como la 'Manga', que se centró en Santiago y en la que acabó imputado el exalcalde Gerardo Conde Roa, o la 'Pikachu', nombre con el cual fue bautizada la rama que investiga las concesiones en A Coruña.