Batet dice que un recurso al TC por la moción contra el Rey no cerrará la vía del diálogo con la Generalitat

Almuerzo de Metitxell Batet, ministra de Política Territorial y Función Pública,
Eduardo Parra - Europa Press
Actualizado 16/10/2018 16:57:09 CET

La ministra explica que el Gobierno pedirá este viernes el preceptivo informe al Consejo de Estado antes de plantear la impugnación

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha asegurado que un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) contra la moción aprobada por el Parlamento de Cataluña contra el Rey no cierra la vía del diálogo con la Generalitat que ha tomado el Gobierno, que "seguirá abierta".

"Ley y diálogo, son indisociables", ha dicho Batet en el Club Siglo XXI, en una conferencia en la que ha insistido en la necesidad de "escuchar por debajo del ruido" y trabajar por "normalizar" la situación en Cataluña y las relaciones.

La ministra ha explicado que este viernes el Consejo de Ministros encargará un informe el Consejo de Estado sobre el recurso, que es obligado solicitar antes de acudir al TC, y no ha avanzado más información sobre qué será lo que se impugne. "El Consejo informará y nos dará la viabilidad para la presentación del recurso", se ha limitado a señalar.

A su juicio, no fue "un acierto" por parte del Parlament aprobar esa resolución, que no le pareció correcta. "Es bueno mantener a la jefatura del Estado al margen de la controversia política", ha añadido.

NO ES UNA OPERACIÓN DIÁLOGO

Batet ha asegurado en cualquier caso que este conflicto no cierra la vía del diálogo. Si hay partidos políticos "que insisten en aprobar mociones que escapan a ese marco normativo" es necesario garantizar que la ley se cumpla, ha recalcado Batet, pero "no cierra la puerta al diálogo".

La ministra ha recalcado que se mantendrán las reuniones previstas y continuará la negociación en varios frentes abierta con la Generalitat, pero ha negado cualquier comparación con lo que se denominó 'operación diálogo' y que emprendió la vicepresidenta del Gobierno anterior, Soraya Sáenz de Santamaría, en Cataluña: este Ejecutivo, ha recalcado, tiene un "proyecto político" para esa comunidad porque lo tiene para el conjunto del país.

"El objetivo de este Gobierno es contribuir a la normalidad", ha apuntado una vez más la responsable de Política Territorial, que ha insistido en que en Cataluña "se rompió" el principio de respeto a la legalidad y hay que "garantizar que no se vuelva a romper". "Desde luego ahora no se está rompiendo", ha agregado.

La responsable de Política Territorial ha querido subrayar que su responsablidad es "escuchar por debajo del ruido" para saber qué está planteando la sociedad y no sólo sus dirigentes. A su juicio, normalizar la situación y dar respuestas a los problemas diarios de los catalanes puede atraer a una parte del independentismo, tanto ciudadanos como políticos.

PRESOS Y PRESUPUESTOS

Meritxell Batet ha insistido en todo momento que no va a opinar sobre la prisión preventiva de los políticos catalanes encausados por el proceso soberanista, ni sobre las reclamaciones de ERC y PdeCAT al Gobierno de que haga algún gesto si quiere negociar los Presupuestos del Estado para el año que viene. "Represento al poder ejecutivo, máximo respeto al poder judicial", ha repetido.

Ha asegurado que los Presupuestos que plantea el Ejecutivo del PSOE, pactados con Podemos, son buenos en sí mismos porque "responden a las necesidades del país" y que los partidos políticos tendrán que fijar su posición sobre estas cuentas valorando su contenido.

"La alternativa sabemos cuál es, que se prorroguen los Presupuestos anteriores, y a todas luces esa opción es peor que la primera. Es responsabilidad de cada uno", ha sido su mensaje.